16 de enero de 2006

Cataluña.- El Gobierno estudia seguir en el patronato del Clínic aunque se traspase a la Generalitat

BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, aseguró que el Ejecutivo central seguirá "probablemente" en el patronato que gestionará el Hospital Clínic de Barcelona cuando se culmine el proceso de traspaso del centro sanitario.

En una entrevista a Europa Press, Rangel explicó que el hospital tiene un centro universitario y de investigación "de referencia" para toda España. Sin embargo, admitió que la Generalitat tiene que corresponsabilizarse de la gestión del hospital, aunque formalmente no está dentro del patronato y no ser sólo "un comprador de servicios", mediante la contratación de actividad.

El delegado explicó que actualmente la comisión técnica está negociando el "complejo" traspaso de la gestión del hospital, cuyo patronato está actualmente presidido por el propio Rangel.

Una vez llegue a acuerdos, el tema se llevará a la comisión mixta Estado-Generalitat para acabar de concretar el traspaso a manos del Gobierno catalán, aunque esto "tiene su tiempo y lógicamente hay discrepancias", admitió.

Rangel considera que la autoridad sanitaria de Catalunya, que es la Conselleria de Salud, "tiene que ser la responsable del hospital y su planificación, porque es una pieza muy importante en el sistema sanitario catalán".

El patronato del Clínic estaba hasta el momento integrado por los ministerios de Sanidad y de Educación, la Universitat de Barcelona (UB) y la Diputación de Barcelona. Mientras se negocia el traspaso de la gestión se ha iniciado el traspaso de la Diputación a la Generalitat.

Aunque todavía no está resuelto, de momento se han creado dos organismos de carácter ejecutivo que preside el Gobierno catalán. Estos organismos proponen al Patronato las propuestas de acuerdo de carácter estratégico y orientación de futuro del hospital.

Uno de los principales escollos del traspaso de la gestión del Clínic, que la consellera de Salud, Marina Geli, aseguró el pasado verano que se haría efectiva a finales de 2005, es la deuda económica e histórica que arrastra el hospital barcelonés y que alcanza los 132,22 millones de euros.

Anteriormente, en el patronato del centro estaba presente también el Ayuntamiento de Barcelona, pero "dejó de estar representado" por el acuerdo del propio patronato "sin quedar resuelta la parte de financiación que aportaba, lo que ha ayudado a generar déficit", reconoció.

EL GOBIERNO DE CIU "NO QUERÍA ENTRAR EN EL PATRONATO".

El delegado del Gobierno central en Cataluña aseguró que la Generalitat, cuando estaba en manos de CiU, "no quería entrar en el patronato" del hospital barcelonés, ya que "la situación ya le estaba bien como estaba".

El anterior conseller de Sanidad, Xavier Pomés, llegó a anunciar la entrada de la Generalitat en el patronato del Clínic en junio de 2003, poco antes de aplicarse el plan de viabilidad económico del centro, pero nunca se hizo efectiva.

"No había una clara voluntad política de que el hospital pasara a manos de la Generalitat", puntualizó. Según Rangel, el cambio de Gobierno "ha plasmado una voluntad de cambio", que calificó de "ejemplo de coordinación".