20 de febrero de 2006

Cataluña.- Las enfermeras del Sant Pau iniciarán una huelga indefinida el 1 de marzo para forzar la dimisión del gerente

BARCELONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las enfermeras del Hospital Sant Pau de Barcelona iniciarán una huelga indefinida a partir de las 7 horas del próximo 1 de marzo para forzar la dimisión del gerente, Jordi Colomer, y de todo su equipo directivo, así como para protestar por la anulación del convenio propio del colectivo de Enfermería a finales del pasado año.

Las enfermeras, convocadas por la Asociación Profesional de Enfermería (APE), sindicato mayoritario en el comité de empresa, votaron "por mayoría el inicio de una huelga para que el hospital tome una determinación" ante la actual situación de "caos", según explicó a Europa Press la presidenta de la organización sindical, Àngels Sabaté.

"Tras varias semanas de movilizaciones" las enfermeras "tomamos una decisión a principios de febrero" con el fin de poner "fin" a la situación que vive el hospital, explicó Sabaté. Esta situación de crispación se hizo pública el pasado mes de julio, cuando el personal médico y de enfermería denunciaron el recorte de la actividad y el aumento de las listas de espera, algo que fue negado por el gerente.

Con esta movilización, API quiere protestar por la reciente eliminación del convenio laboral que regía el colectivo de enfermería desde 1990, aparte del convenio general del centro para todos los trabajadores de la institución.

La dirección del centro quiere que las enfermeras se acojan al convenio que establece las condiciones del resto de facultativos, algo que contrasta con la posición que la gerencia manifestó el pasado 12 de diciembre, en la que reconocía el derecho del colectivo de la enfermería a mantener un convenio propio, según API.

No obstante, el pasado 9 de enero, la dirección del centro sanitario se desdijo y entregó un comunicado al sindicato mayoritario de enfermeras dando por finalizada la negociación del convenio colectivo, al que debían unirse también estas trabajadoras sanitarias.

Posteriormente, el sindicato y la dirección iniciaron unas nuevas negociaciones para evitar la supresión de un convenio especial para las enfermeras, pero tras dos reuniones la gerencia no quiso retomar los contactos con el fin de aplicar el convenio general en el colectivo de enfermeras, según API.

Los representantes de este sindicato, que a finales de enero recibieron la solidaridad del cuerpo facultativo de médicos, ya se reunieron con el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán) y la Conselleria de Salud de la Generalitat.