25 de abril de 2008

Cataluña dice que el cierre de la empresa que etiquetó mal un sulfato se debe a incumplimiento de normativa de controles

Lamenta la "falta de información" de la planta de Ascó por la fuga radioactiva

REUS (TARRAGONA), 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Marina Geli, manifestó hoy en Reus (Tarragona) que el cierre cautelar del laboratorio farmacéutico Genox Farma S.L. de Lliçà de Vall (Barcelona) se debe a un supuesto delito contra la salud pública y por incumplimiento de la normativa de controles habituales.

Geli, que remarcó la presunción de inocencia, explicó que en junio del año pasado la misma empresa se cerró cautelarmente tras un requerimiento por irregularidades "menores" en la distribución "que podrían haber tenido efectos en la cadena", concretamente en el etiquetaje de los controles en los circuitos habituales, según especificó. La empresa, según Geli, se adecuó a la normativa de distribución y por ello pudo reabrir.

Ahora, señaló la consejera, se está a la espera que la Justicia dictamine si existe delito. "Estamos revisando todo el expediente y se nos debe dar tiempo hasta que nuestra inspección haga el análisis de toda esta empresa", dijo.

A DISPOSICIÓN DE LA FISCALÍA POR LA FUGA DE ASCÓ.

Respecto a la fuga radioactiva que tuvo lugar en noviembre en Ascó I, Geli declaró que se pondrá a disposición de la Fiscalía de Tarragona, que ya ha anunciado que solicitará los informes realizados por parte de la Consejería de Salud respecto el tema y la afectación en trabajadores y escolares.

Geli reiteró que inicialmente "no se ha detectado riesgo" y lamentó que la tarea de tranquilizar a la población que se ha querido hacer haya quedado empañada por la mala gestión de la información que se ha realizado desde la planta.

"La información es muy mejorable y cabe pedir responsabilidad a la empresa por ello", señaló, añadiendo que desde el primer día se ha estado en contacto con Ascó y los responsables del Estado para que informasen. "Mi obligación era haber generado más tranquilidad de la que, sinceramente, he podido generar porque ha habido una falta de información muy clara desde el inicio", lamentó.

Por otro lado, Geli señaló que el Comité de Bioética de Cataluña ya cuenta con la participación de la Iglesia Católica. Para ella, "no es necesario legislar" este aspecto, tal como pretende hacer la Comunidad de Madrid.

Según la consejera, en el Comité consultivo de Bioética de Cataluña hay "desde hace muchos años" personas de la iglesia Católica, fundamentalmente a través del Instituto Borja. "Desde Cataluña no hace falta legislarlo porque forma parte de la cultura general de los consejos de bioética de Cataluña, ahora y desde hace años", remarcó.

Marina Geli realizó estas declaraciones a la prensa en Reus (Tarragona) donde clausuró las IV Jornadas de los Comités de ética asistencial de Cataluña.