17 de abril de 2006

Cataluña.- Unos 10.000 catalanes se han inscrito en el registro de 'testamentos vitales'

BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unos 10.000 catalanes, de los cuales un 60% son mujeres, se han inscrito en el registro de 'testamentos vitales' o documentos de voluntades anticipadas desde que se puso en marcha hace cuatro años.

En este documento, el firmante expresa cómo desea ser tratado si sufre una situación que le impida expresar su voluntad. El texto permite a cualquier persona determinar las actuaciones médicas de las que no quiere ser objeto en el caso de sufrir una enfermedad terminal.

El registro de documentos de voluntades anticipadas, controlado por la Conselleria de Salud, acumula una media actual de 350 nuevas inscripciones cada mes, según informa Catalunya Ràdio.

Para que tenga validez, el 'testamento vital' debe ser confirmado ante notario o bien ante tres testigos, de los cuales dos no tienen que tener parentesco o relación patrimonial con el paciente. La mitad de los documentos de voluntades anticipadas se notifican ante notario, mientras que la otra mitad se confirman ante testigos.

El 'testamento vital', además, debe entregarse en el centro sanitario donde la persona es atendida para incorporarlo a su historial clínico. El hecho de inscribir el documento en dicho registro no es obligatorio, por lo que algunos pueden estar en manos de particulares o en las historias clínicas de los centros sanitarios.

Los médicos acreditados pueden acceder al registro de 'testamentos vitales' vía Internet y a través de la web de su colegio profesional. La intención es que los doctores puedan consultar las voluntades de sus pacientes en el caso de que éstas no se incluyan en el historial clínico.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, el director general de Recursos Sanitarios de la Generalitat, Rafael Manzanera, explica que el hecho de que el documento se incluya en el registro facilita el trabajo de los médicos.

"No es que no sea válido si no lo incluyes en el registro, pero el hecho de que esté incluido garantiza que es accesible desde los diferentes puntos de la red sanitaria para las personas autorizadas, que esencialmente es el médico que te está atendiendo en el momento en que ya no puedes expresar tu voluntad", aclara Manzanero.

CASOS COMO EL DE RAMÓN SAMPEDRO AUMENTAN LOS REGISTROS.

Según Manzanera, es probable que el caso de la mujer estadounidense Terry Schiavo, que falleció el año pasado tras 15 años en estado vegetativo y después de una batalla legal entre su esposo y sus padres, y el del tetrapléjico Ramón Sampedro hayan despertado el interés de los catalanes por hacer 'testamentos vitales'.

"Lo hemos notado muchísimo, si en aquel momento el ritmo de registros mensuales era de unos 100 o 150, ahora se ha duplicado o triplicado", afirma Manzanera.