17 de abril de 2006

Castilla-La Mancha.- Lamata afirma que el nuevo Plan Regional de Drogas incidirá en la prevención

(((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA)))

ALBACETE, 17 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, anunció hoy que el nuevo Plan Regional de Drogas 2006-2010 pondrá especial atención en prevenir el consumo de las sustancias que generan drogodependencia y ofrecerá un trato específico al problema del alcoholismo, así como al consumo de cannabis y la cocaína.

Lamata hizo estas declaraciones durante el acto organizado por la Comunidad Terapéutica Re-Nacimiento de la Asociación Sagrada Familia (SAFA) de Albacete, donde recibió un placa de reconocimiento, junto a otras personalidades, como el presidente de la Diputación de Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos.

El vicepresidente primero indicó que la redacción del nuevo Plan Regional de Drogas 2006-2010 se encuentra "muy avanzada", y aseveró que ha contado con la participación de todas las entidades, profesionales y asociaciones implicadas, informó la Junta.

Según dijo, el Plan tendrá en cuenta los nuevos retos a los que se debe enfrentar el campo de la drogodependencia ante los cambios de hábitos de consumo y sustancias que se están produciendo en la sociedad actual. En este sentido, apuntó que prestará especial atención al problema del alcoholismo, así como al consumo de cannabis y cocaína.

Asimismo, afirmó que una de las principales líneas de actuación del Gobierno del presidente regional, José María Barreda, en el ámbito sanitario y social se centra en la prevención, asistencia, formación, investigación, reinserción y sensibilización social en materia de drogodependencias, siempre desde un enfoque integral.

Respecto al Plan de Drogas 2001-2005, destacó los "buenos resultados" obtenidos, ya que ha supuesto importantes avances en esta área, recordando la implantación en la región de programas preventivos de drogodependencia, la asistencia normalizada y completa de estos enfermos a través de una buena red asistencial, la generalización de los programas de reducción de daños y la estrecha coordinación entre las instituciones públicas y las organizaciones no gubernamentales.

COMUNIDADES TERAPÉUTICAS.

De otro lado, Lamata subrayó la importante labor que realizan las trece comunidades terapéuticas existentes en la región en la atención residencial de las personas drogodependientes, e indicó que cuentan con todo el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha, que mantiene un convenio de colaboración con todas ellas que se renueva anualmente, ascendiendo el pasado año a 959.000 euros.

Apuntó, al respecto, que ningún drogodependiente que lo necesite en Castilla-La Mancha tiene problemas para acceder a un tratamiento de rehabilitación en régimen de internado, a través de los conciertos que mantiene el Gobierno regional con las trece comunidades terapéuticas de la región.

Más de 2.100 pacientes toxicómanos han sido derivados en los últimos nueve años por los Equipos de Atención al Drogodependiente, dependientes del SESCAM, a estas comunidades terapéuticas para su rehabilitación y reinserción social, con una inversión de 7,1 millones de euros por parte de la Junta. En la actualidad, existen nueve Equipos de Atención, denominadas ahora Unidades de Conducta Adictiva, y durante 2005 atendieron a 2.400 personas.

También resaltó la colaboración existente con las asociaciones de ayuda a drogodependientes y de alcohólicos rehabilitados de la región. Durante 2005 se subvencionaron 124 entidades sociosanitarias, con 1,5 millones de euros, para el mantenimiento y creación de centros, programas y recursos, así como para el desarrollo de tareas de información, campañas de sensibilización y apoyo a colectivos de enfermos.

De otro lado, Lamata consideró importante la labor desarrollada en los programas de educación de calle, de los centros de emergencia y de día que trabajan con población de alto riesgo con el objetivo de que los drogodependientes abandonen su adicción o mejoren su calidad de vida. Durante 2005 fueron atendidos 450 personas en estos dispositivos.

Por último, el vicepresidente primero manifestó que todos los esfuerzos son pocos y debemos seguir trabajando todos juntos para acabar con las drogodependencias, y puso de relieve el insustituible papel que juegan las familias de las personas con este problema.