7 de mayo de 2008

Casi el 67% de población toma plantas medicinales para tratar o prevenir alguna afección de manera habitual

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada tres españoles toma plantas medicinales para tratar o prevenir alguna afección de manera habitual, según ha señalado hoy Arkopharma en referencia los datos de la última encuesta de INFITO realizada por expertos del sector. Además, "como en el resto de Europa", sobre todo son demandadas para problemas de sobrepeso, estreñimiento y resfriado, por ese orden.

Asimismo, las planta medicinal más dispensada en las farmacias españolas es el eucalipto, utilizada para afecciones respiratorias. Mientras que en el resto de Europa es el ginkgo, usada para la circulación venosa y la memoria. En cuanto al preparado natural que más se ha vendido en el último año en España es el betacaroteno (52%), una provitamina que ayuda protegerse del sol y confiere un color anaranjado a la piel.

Este crecimiento ha tenido lugar a pesar de que aún existe gran reticencia por parte de la clase médica española a recomendar plantas medicinales, de las que no tienen conocimiento en sus planes de estudio pregrado, a diferencia de lo que ocurre con los farmacéuticos. "Una situación que está empezando a cambiar con la iniciativa de algunas universidades españolas, que imparten cursos posgrado y másters, algunos a distancia, como el de la Universidad de Barcelona", indica la compañía.

Así, como consecuencia de ese cambio de tendencia, "algunas especialidades médicas se han destacado en la integración de la fitoterapia en su práctica clínica, sobre todo la ginecología", añade. Es el caso del 90 por ciento de los ginecólogos que utiliza plantas medicinales, según la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia.

UN MERCADO QUE CRECE UN 10% AL AÑO

En las últimas dos décadas, tanto en consumo como en investigación, el crecimiento de la fitoterapia en España ha sido constante y durante los últimos años se ha producido un crecimiento medio sostenido en torno al 10 por ciento anual, según datos de las consultoras IMS y Nielsen, si bien en algunos ejercicios fue de más del doble.

Hace 20 años que el laboratorio Arkopharma introdujo por primera vez en España las cápsulas de plantas medicinales, y es ahora, según la compañía, cuando el "mercado de la fitoterapia en farmacia está llegando a su madurez y ha pasado de estar basado en la tradición a la ciencia".

Este crecimiento también ha sido registrado por Arkopharma, que cada año fabrica más de 2.000 millones de cápsulas, está presente en 65 países y hoy controla el 85 por ciento de las ventas de fitoterapia en las farmacias españolas.

Por otra parte, destacaron la situación "anómala" que se vive en España donde, al contrario que en países como Alemania, Francia o Reino Unido, las plantas medicinales no sólo se venden en las farmacias. Al respecto, la vocal de Oficina de Farmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Ana Quintas, destacó que "como cualquier otro medicamento", las plantas medicinales para un uso terapéutico se deben de vender en la farmacia.

Además, tiene la ventaja de que el farmacéutico puede ofrecer consejo sobre las plantas medicinales más adecuadas para cada paciente ya que, como recuerda la vocal de Fitoterapia del COFM, Felisa Repilado, "es el único profesional de la salud con formación en fitoterapia acreditada durante su carrera". "Una garantía que no pueden ofrecer establecimientos al margen de la farmacia", añadió.