14 de febrero de 2019

Carcedo visita una planta de fabricación de terapias con células madre

Carcedo visita una planta de fabricación de terapias con células madre
TAKEDA

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, junto a representantes del Ministerio de Sanidad, ha visitado la planta de fabricación de terapias con células madre que Takeda tiene en Tres Cantos (Madrid), la única dedicada a este tratamiento de la compañía y la única aprobada para la fabricación comercial de estos medicamentos.

Las células madre tienen propiedades regenerativas, lo que significa que pueden tener diversas aplicaciones clínicas. La terapia que se fabrica actualmente en Tres Cantos, para la que Takeda obtuvo la aprobación en marzo de 2018, se dirige al tratamiento de fístulas perianales complejas, una complicación debilitante de la enfermedad de Crohn, que afecta a 1,1 millones de personas en la Unión Europea.

En concreto, cuando se inyectan en las paredes de la fístula, estas células pueden ayudar a reducir la inflamación y facilitar el crecimiento de nuevo tejido. Esto estimula a la fístula a sanar y cerrarse. Las fístulas perianales son una de las complicaciones más debilitantes de la enfermedad de Crohn, y se estima que afecta al 5 por ciento de los pacientes con esta patología.

En la actualidad sólo se dispone de tratamientos farmacológicos muy limitados para el tratamiento de fístulas perianales complejas, una situación que desemboca en que los pacientes generalmente requieran procedimientos quirúrgicos en más de una ocasión, asociados con morbilidad y con un mayor riesgo de estoma permanente.

Por lo tanto, este tratamiento "ofrece una alternativa novedosa y mínimamente invasiva para el tratamiento de pacientes con fístulas perianales complejas que no responden a las terapias actualmente disponibles y que han tenido hasta ahora opciones limitadas de tratamiento", ha explicado el jefe del Departamento de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, el profesor Damián García de Olmo.

La terapia fabricada en Madrid llega a los pacientes de toda Europa en 48 horas, un hecho que requiere "un preciso sistema seguimiento y trazabilidad que permite controlar todos los pasos del proceso a lo largo de la cadena de suministro", han destacado desde Takeda.

"Estas instalaciones se encuentran a la vanguardia de la innovación en lo referente al control de la cadena de suministro, y también en la implementación de nuevas tecnologías digitales, como la formación mediante realidad virtual de operadores de salas blancas", ha explicado el director global de Fabricación y Suministro de Takeda, el doctor Thomas Wozniewski, durante la visita de Carcedo.