10 de mayo de 2006

Cantabria.- Quintana se muestra partidaria de modernizar el sistema de salud consensuando reformas estructurales

Destaca el papel de las tecnologías de la información en la transformación del sistema sanitario

SANTANDER, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, Charo Quintana, ha defendido la necesidad de modernizar y mejorar el Sistema Nacional de Salud (SNS), no sólo a través de un incremento de financiación, sino mediante la realización de reformas estructurales que cuenten con un amplio consenso social, profesional y político.

Quintana, que intervino esta mañana en el foro estratégico sobre la transformación del sistema sanitario, enmarcado dentro de la cuarta edición de la conferencia europea del eHealth que tiene lugar en Málaga, afirmó que las tecnologías de la información y de las comunicaciones pueden ser elementos que faciliten la necesaria transformación del Sistema Nacional de Salud.

En su opinión, estas tecnologías pueden dar respuesta a las necesidades de los Servicios de Salud, favoreciendo el intercambio de datos e información, y atender la demanda de información de los ciudadanos sobre los recursos sanitarios, tiempos de espera y calidad de los servicios, permitiendo así la comparación de resultados entre centros y, por tanto, la libre elección de los pacientes por criterios de calidad.

En el caso de los pacientes, la consejera señaló que estas tecnologías permiten que los enfermos tengan una precisa información sobre su enfermedad, diagnóstico y posibilidades de tratamiento. Al mismo tiempo, el reconocimiento del derecho de los pacientes al consentimiento informado, a las voluntades anticipadas, al acceso a la historia clínica o a ser atendidos en los plazos establecidos, exige un importante desarrollo en los sistemas de información, dijo.

En el ámbito de los profesionales, Quintana indicó que estas tecnologías posibilitan un intercambio inmediato de información para realizar una práctica clínica de calidad y favorecen su acceso a fuentes de conocimiento y a una formación continuada. Extendió los beneficios de la aplicación de estas tecnologías al terreno de la gestión y a la organización y desarrollo de los Servicios de Salud.

En su opinión, dadas las mejoras y posibilidades derivadas de estas tecnologías, es necesario consensuar la naturaleza y el alcance de una infraestructura pública de tecnologías de la información y de las comunicaciones.

SITUACIÓN DE CANTABRIA

En cuanto a la situación en Cantabria, Quintana explicó que la implantación de estas tecnologías en los centros hospitalarios del Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha sido heterogénea, con un sistema de información y bases de datos distintas, mientras que en los centros de Atención Primaria su desarrollo ha sido más homogéneo.

Tras destacar la historia clínica electrónica como el eje sobre el que se desarrolla el sistema de información sanitario, destacó la apuesta de Cantabria por la implantación de estas tecnologías de la información y de las comunicaciones en la atención sanitaria.

Dentro de los proyectos que se vienen desarrollando en este ámbito, citó la implantación de la historia clínica electrónica, que está en fase de desarrollo; la iniciativa de "hospital sin paredes", dirigida a dotar al Servicio de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Valdecilla de un sistema de información capaz de gestionar el Servicio, informatizar la historia clínica y controlar a los pacientes a distancia; y el proyecto de "visor de historia clínica", para facilitar el acceso del personal sanitario a toda la información clínica de Atención Primaria y Especializada.

También enumeró otros proyectos como el "índice maestro de pacientes", el "gestor de prescripción farmacéutica", el "gestor de peticiones", el "RIS/PACS" (que permite la digitalización de todos los servicios de diagnóstico por la imagen), la "gestión de pacientes", la "receta electrónica" y la redacción del Plan Director de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones.

La consejera señaló por último que el proyecto de Cantabria en materia de tecnologías de la información y de las comunicaciones cuenta con el respaldo institucional en materia de liderazgo y presupuesto y está centrado en las necesidades asistenciales, interrelacionado con otros sistemas de información y es accesible a las tecnologías más sólidas y abiertas al futuro.