4 de noviembre de 2006

El cáncer de pulmón descendería en un 90% de no existir el tabaco, según estudios

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La tasa de enfermos de cáncer en Galicia es de 45 personas por cada 100.000 habitantes, según un estudio que fue comentado hoy por el Doctor Baloira, del Servicio de Neumología del Complexo Hospitalario de Pontevedra, durante la VII Reunión del Grupo Gallego de Cáncer de Pulmón, que se celebra en el Parador de Monforte.

Según este informe, la incidencia en Galicia es similar a la media española, en una enfermedad que, sino existiese el tabaco, descendería en un 90% en el caso de los hombres y en un 79% en el caso de las mujeres, quienes, según los estudios comentados por este especialista, parecen tener una mayor predisposición a desarrollar cáncer de pulmón a igual nivel de tabaquismo.

Además, si en España se ha iniciado en el caso de los hombres un tímido descenso en el tabaquismo, en las mujeres continúa creciendo y, lo que es peor, la media de edad (13 años) a la que comienzan es menor que en los varones.

Las conclusiones de los distintos estudios comentados por Baloira en cuanto a la relación entre tabaquismo y cáncer de pulmón son demoledoras, en una enfermedad en que el 90% de los pacientes, en su estado avanzado, no llega al año de supervivencia.

Para empezar, el riesgo de padecer cáncer de pulmón en las personas no fumadoras es del 1%, frente al casi 30 por ciento de los que fuman. Además, los estudios masivos realizados tanto en Europa como Estados Unidos indican que, después de 15 años de de tabaquismo, el riesgo de padecer un cáncer de pulmón sigue siendo prácticamente el mismo aunque se deje de fumar. Las estadísticas también indican que las personas de raza negra, a igual nivel de tabaquismo, tienen más posibilidades de padecer cáncer de pulmón

Otro de los aspectos que abordados hoy es el de los fumadores pasivos, pues las conclusiones de los distintos estudios comentados indican que el riesgo de padecer cáncer de pulmón aumenta en aquellos hasta 3 veces, sobre todo si han sido fumadores pasivos durante la infancia y la adolescencia.

DETECCIÓN PRECOZ

En cuanto a la importancia de la detección precoz en el cáncer de pulmón, se demuestra en el hecho de que tres de cada cuatro pacientes no logran superar la enfermedad una vez que ésta ya ha desarrollado los síntomas, caracterizados sobre todo por una tos insistente y dolor torácico. Cuando el cáncer de pulmón muestra sus síntomas ya está avanzado, y entonces, en un plazo de cinco años, sólo el 14% de los enfermos sobrevive.

Esta es una de las conclusiones presentadas por el Doctor Pérez de Llano, del servicio de Neumología del Hospital Xeral-Calde, que quiso ser "moderado" a la hora de evaluar las posibilidades de reducción de la mortandad del cáncer a través de exámenes preventivos con TAC, pues los resultados de los estudios que se están llevando a cabo tanto en Europa como Estados Unidos ahora mismo "no arrojarán resultados fiables hasta el 2010 o el 2014".

La misma prudencia fue expresada por Cristina Gámez, responsable de la unidad de PET y TAC del Hospital Bellvitge de Barcelona.

DIMENSIÓN ECONÓMICA

La práctica de TACs preventivos a grandes segmentos de población requiere además de fuertes inversiones en una enfermedad que, como demostró hoy en su intervención Lourdes Betegón, del Health Outcomes Research Europe Group, tiene una dimensión económica importantísima.

Betegón, representante de esta consultora que asesora a la industria farmacéutica, reconoció que en las grandes corporaciones prima la innovación no sólo farmacológica, sino económica, y que la estrategia en estos momentos es "apoyar los nuevos fármacos que aportan valor e ir dejando los ya superados". "Los nuevos productos cada vez son más caros, y por eso se hace necesario apostar por ellos en detrimento de otras terapias menos efectivas", defendió.