23 de octubre de 2009

Canarias.-Canarias es la segunda comunidad autónoma en destinar más presupuesto a Sanidad

Las listas de espera para intervenciones quirúrgicas bajaron más de un 19% en 2008

SANTA CRUZ DE LA PALMA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comunidad canaria es la segunda, tras la valenciana, en dedicar una mayor parte de su presupuesto general a Sanidad, alrededor de un 40 por ciento, es decir, cuatro de cada 10 euros del presupuesto canario van a Sanidad.

Así lo manifestó hoy la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, que esta tarde participará en Las Palmas de Gran Canaria en el Consejo de Gobierno que estudiará el anteproyecto de ley de presupuestos para el archipiélago. Roldós adelantó que el gobierno canario va a seguir haciendo el mismo esfuerzo presupuestario en Sanidad, "a pesar de que el gobierno de Zapatero le debe 1.393 millones de euros porque nos está financiando conforme al censo de 1999, es decir, que Canarias sufre la peor financiación de España del gobierno socialista", aseguró.

La consejera calificó de "muy eficiente" la labor de los 25.000 profesionales sanitarios en la comunidad. También indicó que, a pesar de la crisis económica y la escasa financiación del gobierno central, las Islas Canarias tienen "una ratio de médicos de familia igual al del resto de España".

En este sentido recordó que la recomendación de la comunidad científica es que exista un médico de familia por cada 1.000 tarjetas sanitarias, "una ratio que ya hemos alcanzado en la comunidad" especificó. En cuanto a la ratio de pediatras, la recomendación de los expertos es de un médico por cada 1.000 niños, mientras que en Canarias existe un pediatra por cada 954.

LISTAS DE ESPERA

En cuanto a las listas de espera, Mercedes Roldós comparó los datos de Canarias con las cifras ofrecidas ayer por el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que señalan que, en 2008, el tiempo medio de demora bajó en tres días, mientras que en Canarias el descenso llegó a los 12 días.

En cuanto a las listas de espera para intervenciones quirúrgicas superiores a seis meses, el índice descendió más de un 19 por ciento en el pasado 2008.