19 de noviembre de 2012

Expertos muestran que no es necesario ayunar antes de un análisis de sangre para saber los niveles de colesterol

MADRID, 19 Nov. (Reuters/EP) -

Un grupo de expertos, liderados por Davinder Sidhu y Christopher Naugler, de la Universidad de Calgary en Alberta (Canadá), han demostrado que no es necesario ayunar antes de realizarse un análisis de sangre para comprobar los niveles de colesterol.

Para llevar a cabo este estudio, que ha sido publicado en 'Archives of Internal Medicine', los investigadores analizaron los resultados de los análisis de colesterol de más de 200.000 personas que habían comido entre una hora menos o más de 16 horas antes de la extracción de sangre.

De esta forma, el equipo calculó los niveles de colesterol en un momento dado del ayuno y comprobaron que la variación de los valores de colesterol total y colesterol HDL estaba por debajo del dos por ciento en las distintas duraciones del ayuno. Además, el colesterol LDL varió alrededor de un 10 por ciento y el de los triglicéridos en un veinte por ciento.

Los resultados muestran que sólo sería realmente efectivo estar en ayunas para aquellos pacientes con triglicéridos elevados o diabéticos, mientras que para el resto de personas el no ayunar antes de acudir a realizarse un análisis de sangre sería, según los autores, una alternativa "razonable".

Este descubrimiento puede favorecer que la gente acuda más a realizarse estas pruebas ya que, actualmente, el ayuno provoca que algunos pacientes eviten realizarse los análisis. "Eliminar el ayuno antes de los análisis de colesterol sería más cómodo para los pacientes y para los laboratorios clínicos, donde a menudo se complica la actividad matutina", ha comentado el doctor J. Michael Gaziano.

Además, "extraer muestras de sangre en ayunas a todos los pacientes produce desafíos logísticos", ha proseguido este experto, quien señala que estos análisis generan "largas colas y esperas interminables" lo que, a su juicio, "desalienta" a los pacientes a realizarse el análisis.

Los participantes en el estudio tenían unos 53 años y un colesterol total de 183 mg/dl --la Agencia Estadounidense del Corazón ve "deseable" 200 mg/dl--. Unos valores que, según los investigadores, muestran a un grupo de riesgo "relativamente bajo" y, por tanto, los resultados de las pruebas en ayunas o no, no serían "tan parecidos" en las personas con, por ejemplo, el colesterol mucho más elevado.