21 de noviembre de 2006

Los cambios en las dietas pueden contribuir al aumento de enfermedades alérgicas y asma

Los cambios en las dietas pueden contribuir al aumento de enfermedades alérgicas y asma

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cambios importantes en las dietas europeas experimentados en el periodo de tiempo de los últimos 20-40 años podrían haber contribuido al aumento de la incidencia de enfermedades alérgicas y asma, según un estudio, GA2LEN, realizado por la Global Allergy and Asthma European Network.

Esta publicación proporciona nueva información sobre el papel que la dieta podría desempeñar en el desarrollo de alergias, sobre todo en los niños. El informe indica que la forma en la que se alimenta a los niños al principio de su vida puede tener un efecto directo en el desarrollo posterior de las enfermedades alérgicas. Los descubrimientos más importantes se basaron en el amamantamiento, dieta primaria y prebióticos, según ha informado GA2LEN mediante un comunicado.

Se cree que el amamantamiento exclusivo en los primeros cuatro meses de vida es beneficioso para reducir el riesgo de desarrollo posterior de enfermedades alérgicas, como la alergia a la proteína de la leche de vaca, dermatitis (alergia de la piel) y asma. A pesar de ello, los efectos a largo plazo de la alimentación a través de amamantamiento no son conocidos, y necesitan ser investigados.

Según este estudio, los componentes de la dieta pueden tener también un efecto protector, como los antioxidantes, pero es "complicado" descubrir una evidencia "palpable", ya que las investigaciones llevadas a cabo hasta la fecha no han sido "sistemáticas en sus aproximaciones". Finalmente, el papel de los prebióticos y de los prebióticos en la dieta es "prometedor": un estudio ha demostrado recientemente que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad atópica gracias a la producción de cambios en la bacteria en el intestino, estimulando el sistema inmunológico.

El estudio GA2LEN destacó varias de las áreas de nutrición que deberán explorarse para conseguir un mayor conocimiento a gran escala de las enfermedades alérgicas. Según los expertos, existen "vacíos considerables" relacionados con los efectos específicos de la nutrición maternal y de los niños en las alergias y asmas durante la vida, pudiéndose incluir la suplementación con grasas específicas o prebióticos.