22 de mayo de 2008

La Cámara navarra garantiza por ley que la interrupción voluntaria del embarazo se realice en la sanidad pública

PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento de Navarra aprobó hoy, con los votos de PSN, Nafarroa Bai e IUN, una modificación de la Ley de Salud, presentada por el grupo nacionalista, para que se garantice en la sanidad pública navarra la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en los tres supuestos contemplados por la ley. UPN y CDN votaron en contra.

En concreto, en la modificación aprobada, se recoge que los "pacientes como sujetos de derechos tienen reconocidos dentro de la sanidad pública navarra y sanidad concertada, entre otras, la prestación sanitaria de la interrupción voluntaria del embarazo en los términos legalmente previstos".

"La administración sanitaria de la Comunidad foral podrá establecer prestaciones complementarias que serán efectivas previa programación expresa y dotación presupuestaria específica y tendrán por objeto la protección de grupos sociales con factores de riesgo específicos, con especial referencia a la salud laboral", añade.

La modificación aprobada faculta a la titular del departamento de Salud del Gobierno de Navarra para que se dicte las resoluciones precisas a efectos de poner en funcionamiento con "escrupuloso respeto a la objeción de conciencia personal de los profesionales, una estructura profesional suficiente que efectúe con dignidad la prestación del servicio sanitario inherente a la IVE en los términos legales previstos dentro de la sanidad pública de Navarra".

La parlamentaria de Nafarroa Bai Asun Fernández de Garaialde señaló que la IVE "no es deseada por nadie y conlleva fuerte carga de presión y sufrimiento" y añadió que el número de interrupciones voluntarias de embarazo aumenta cada año en Navarra y España y entre jóvenes e inmigrantes. "No sólo pedimos la modificación de la ley sino que pedimos medidas más globales, preventivas, para no llegar a estar situación", dijo, para censurar la "actitud hipócrita" de UPN y CDN, "que derivan a las mujeres navarras a otras Comunidades" .

Defendió que la IVE, en los tres supuestos legales, se lleve a cabo en la Comunidad foral y en la sanidad pública. "Y no nos vale la excusa del Gobierno de que cumple con la ley derivando a otras comunidades autónomas; son cuestiones políticas y una imposición de sus idearios a todos los ciudadanos", criticó.

Por el PSN, María Chivite manifestó que la ley no se aplica en Navarra y que es "hora de garantizar y respetar los derechos de las ciudadanas navarras amparadas por ley". "Se está tratando a las mujeres de Navarra como mujeres de segunda", dijo, para asegurar que hay que "compatibilizar el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales y el derecho de las navarras"

La parlamentaria de IUN Ana Figueras, que mostró su apoyo al texto, dijo no obstante que ésta "no es nuestra ley porque estamos por la despenalización del aborto". "El aborto está criminalizado en España y no estamos de acuerdo", dijo.

El regionalista Javier Marcotegui expuso que la proposición de ley aprobada "no dice nada", por lo que "nada habrá que reglamentar y nada habrá que incumplir". "No reconoce nada que no esté reconocido y no modifica el régimen de la objeción de conciencia", sostuvo, para añadir que el texto pretende "conseguir el titular de prensa". "Este es un mal uso de la capacidad legislativa", opinó.

José Andrés Burguete, de CDN, consideró "efectista" el texto aprobado, que "no aporta nada novedoso". Según expuso, en Navarra las mujeres tienen que salir de la Comunidad para abortar dado que "no hay clínicas privadas que practiquen la IVE".