19 de noviembre de 2014

Uno de cada tres pacientes con colitis ulcerosa o Crohn falta al trabajo más de cinco días al año por su enfermedad

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

En España hay 130.000 afectados por una enfermedad inflamatoria intestinal, tanto colitis ulcerosa como enfermedad de Crohn, de los que el 29 por ciento admiten faltar al trabajo más de cinco días al año como consecuencia de su enfermedad, según los datos de un estudio europeo con cerca de 5.000 pacientes, 650 españoles.

El trabajo, conocido como 'IBD2020', muestra también sólo 3 de cada 10 pacientes encuestados se ha mantenido libre de brotes durante más de 12 meses, mientras que en hasta el 40 por ciento de los casos los síntomas de la enfermedad frenan actividades de su vida diaria.

"Es una enfermedad crónica con la que los pacientes tenemos que aprender a convivir", ha reconocido el presidente de la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Madrid (ACCU Madrid), Antonio Vaquero, que ha recordado que ambas dolencias cursan por brotes que pueden limitar su vida diaria.

No obstante, admite que si se siguen las pautas médicas, los tratamientos y unos hábitos de vida saludables se puede llegar a "minimizar" el impacto de la enfermedad y tener una vida muy completa.

Sin embargo, el estudio muestra también como actualmente existe un intercambio bajo de información médico-paciente que influye negativamente a la hora de conseguir que el enfermo mantenga una adherencia al tratamiento. De hecho, cinco de cada 10 pacientes madrileños no han recibido información de su médico sobre las prioridades del tratamiento, y el 77 por ciento no abordan en la consulta cómo afecta la enfermedad a su vida diaria.

En este sentido, la médico especialista en enfermedades digestivas del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, Noemí Manceñido, reconoce que los pacientes deben ser capaces de hablar con su médico con naturalidad, e involucrarse en todas las decisiones que toma su médico.

"A veces los pacientes nos quedamos en blanco durante la cita con nuestro médico y después nos surgen dudas. Tenemos que aprender a preparar la consulta, escuchar al especialista y comentarle nuestras dudas sobre los síntomas y los tratamientos", ha apuntado Vaquero.