24 de junio de 2006

Uno de cada cuatro bebés madrileños puede desarrollar algún tipo de alergia durante su primer año de vida

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cuatro bebés de la Comunidad de Madrid (más de 15.000) puede desarrollar algún tipo de alergia durante su primer año de vida, por lo que es importante reforzar el sistema inmunitario del lactante y éste es uno de los beneficios de la leche materna, gracias a su composición rica en fibras prebióticas, informó hoy la empresa Numil Nutrición.

Pero no siempre la lactancia materna es posible, por lo que, en estos casos, es recomendable utilizar fórmulas infantiles con las características y propiedades más cercanas a la composición de la leche materna. En el penúltimo Congreso Nacional de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), se avanzaba que en el año 2020 casi la mitad de la población padecerá reacciones alérgicas y, sobre todo, en países industrializados, donde la incidencia es mucho mayor.

Aunque la enfermedad alérgica es similar en niños y adultos, la inmadurez inmunológica de los bebés les hace más vulnerables a todo tipo de alergias e infecciones. Por esta razón, la alimentación durante los seis primeros meses de vida es fundamental para el desarrollo de un sistema inmunitario eficaz.

Un gran avance en los últimos años de investigación en nutrición infantil ha sido la incorporación de los prebióticos en la composición de leches infantiles. En España, Numil Nutrición fue la empresa pionera en incluir una mezcla patentada de prebióticos en fórmulas infantiles, en el año 2002.

PREVENIR CON LOS PREBIÓTICOS

Según recientes estudios, los bebés alimentados con fórmulas infantiles que contienen la mezcla patentada de prebióticos reducen el riesgo de padecer dermatitis atópica, hasta en un 50 por ciento, y también previenen diarreas, infecciones intestinales y respiratorias, ya que su sistema inmunitario se ve reforzado.

Los prebióticos estimulan el crecimiento de una flora intestinal sana, que refuerza el sistema inmunitario del lactante durante los primeros meses de vida, y le protege frente a las enfermedades más comunes. Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden de los estudios presentados en Madrid por el profesor Guido E.Moro, reconocido experto en nutrición infantil de la Universidad de Milán.

Por primera vez, estudios clínicos demuestran que la inclusión de prebióticos en fórmulas infantiles refuerza el sistema inmunitario del lactante, reduciendo el riesgo de padecer alergias, como la dermatitis atópica, así como infecciones respiratorias e intestinales.