23 de marzo de 2006

Uno de cada cuatro adolescentes presenta problemas por consumo de sustancias, violencia y comportamientos de riesgo

Expertos opinan que con leyes más restrictivas se eliminarían algunos comportamientos de riesgo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cuatro adolescentes españoles presenta problemas relacionados con el consumo de sustancias, violencia y otros comportamientos de riesgos, según pusieron hoy de manifiesto los especialistas durante la presentación del XVII Congreso de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente.

Según la pediatra Inés Hidalgo, presidente del Comité Organizador del Congreso, el porcentaje de adolescentes con problemas hace diez años se situaba entre el 15% y el 20%. A su juicio, este aumento registrado en los últimos años viene condicionado por influencias socioculturales, por lo que destacó la importancia de incidir en la prevención y la educación para la salud de estos adolescentes.

La doctora Hidalgo señaló que hasta el año 2000, la edad de inicio en el consumo de tabaco, alcohol y cocaína iba disminuyendo, pero desde entonces las cifras se han estancado. La principal problemática de la adolescencia guarda relación, además del consumo de sustancias, con accidentes, conducta violenta, sexualidad irresponsable, fracaso escolar y trastornos del comportamiento alimentario.

No obstante, el doctor José Casas, pediatra del Hospital La Paz de Madrid, subrayó que la inmensa mayoría de los adolescentes son "normales" y dijo que "la experimentación es algo normal, aunque la adolescencia siempre ha tenido mala prensa". En su opinión, "muchos de los problemas se solucionarían simplemente con que los padres pasaran más tiempo con sus hijos, aunque sea para pelearse con ellos".

Preguntado por la celebraciones de "macrobotellón" en distintas ciudades, explicó que muchos jóvenes se identifican con los grupos y existen nuevos métodos de relación a través de internet o teléfonos móviles. No obstante, indicó que probablemente con leyes más restrictivas se eliminarían algunos comportamientos de riesgo.

Pese a todo, el doctor Casas puntualizó que la adolescencia no es un grupo homogéneo, sino que contempla grandes diferencias entre cada individuo, aunque, como norma general, en los últimos años ha adelantado su comienzo y ha retrasado su final, por lo que la etapa de transición hacia la edad adulta es prácticamente nula.

NIÑOS HIPERACTIVOS.

Por su parte, los doctores Javier Quintero y Javier Correas, autores del libro 'Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad a lo largo de la vida', advirtieron con un alto porcentaje de niños con este problema, que tiene una prevalencia entre el 6 y el 10%, lo desarrollan también en la adolescencia y en la edad adulta.

El doctor Quintero destacó la necesidad de un buen diagnóstico para evitar riesgos y complicaciones, y afirmó que un tratamiento correcto en la infancia de este trastorno reduce a la mitad el riesgo de abuso de sustancias.

De las tres características del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), la inatención y la impulsividad se mantienen en la edad adulta en un 30% de los casos, y sólo desaparece la hiperactividad. Además, manifestó que los niños con TDAH que no reciben tratamiento tienen tres o cuatro veces más de riesgo de consumir drogas, y dos veces más de riesgo de sufrir accidentes de tráfico.

El doctor Correas añadió, además, que los niños con TDAH sin tratamiento suelen tener otros problemas en la edad adulta relacionados con estilos de vida caóticos, inquietud, dificultad para organizar sus tareas, ludopatía y conductas antisociales, sobre todo en los hombres. En las mujeres, el trastorno suele traducirse en ansiedad, depresión y baja autoestima.