13 de noviembre de 2008

Bruselas pide promover centros de excelencia en África para mejorar la lucha contra el VIH, la tuberculosis y la malaria

BRUSELAS, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, defendió hoy la necesidad de establecer y promover "centros de excelencia" en el continente africano para investigar tratamientos y fármacos que contribuyan a la erradicación del VIH/Sida, la tuberculosis y la malaria porque la financiación que la UE dedica a la investigación en este ámbito "no es la respuesta" al problema.

Además de impulsar centros de excelencia en África para contribuir a desarrollar las propias capacidades en investigación de los países que "más padecen" estas enfermedades, especialmente países del África subsahariana, el comisario defendió la necesidad de promover proyectos de investigación público-privados para contribuir a traer "lo antes posible" al mercado fármacos y tratamientos contra estas "enfermedades asesinas relacionadas por la pobreza".

"Estimamos que más de dos millones de personas mueren de sida cada año, más de un millón de malaria y cada año ocho millones de personas desarrollan la tuberculosis", lamentó Potocnik, cuyo departamento ha organizado hoy una Conferencia titulada 'Investigar para combatir el VIH/Sida, malaria y tuberculosis: Europa no tira la toalla' para recabar la opinión de la industria farmacéutica, la sociedad civil y la academia para "identificar las prioridades específicas de la investigación" en estas enfermedades pueden contribuir a revertir estas cifras.

"Estoy convencido de que si escogemos bien los proyectos (en investigación), seremos capaces de reducir la carga que representan estas enfermedades", admitió el comisario. "Se pueden realmente atajar de forma organizada y eficaz si trabajamos juntos", subrayó.

MÁS COORDINACIÓN NECESARIA

No obstante, advirtió de la necesidad de una mayor coordinación en los esfuerzos que llevan a cabo la academia, la industria farmacéutica y las autoridades públicas para erradicar estas enfermedades a través de proyectos intersectoriales. "Si cada uno de nosotros sólo realiza sus propios esfuerzos, en su propia área, de forma separada, simplemente no traeremos la respuesta adecuada al problema", subrayó.

Por ello, Potocnik subrayó la importancia de "implicar al sector privado, especialmente a las farmacéuticas y a las pequeñas y medianas empresas" en los proyectos de investigación que reciben financiación comunitaria y de trabajar en "la coordinación de las iniciativas entre los Estados miembros" y en "ayudar a los países en vías de desarrollo, donde las necesidades son mayores".

El comisario puso como "ejemplo" de buen hacer las iniciativas que se desarrollan en el marco del Programa de Ensayos Clínicos Europa-países en desarrollo (EDCTP por sus siglas en inglés), dotado este año con 800 millones de euros para investigar tratamientos contra el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis. Además, esta partida, recordó el comisario, se suma a una cantidad similar aportada por los Estados miembros.

Asimismo, subrayó la necesidad de garantizar "el acceso" a los tratamientos por los elevados precios de los fármacos en países en vías de desarrollo. La empresa Sanofis, por ejemplo, acaba de sacar al mercado "un medicamento combinado" para combatir la malaria "comercializado a precio de coste".

ESFUERZOS EN FINANCIACIÓN

El comisario subrayó que la Comisión Europea continuará con "sus esfuerzos" para financiar proyectos de investigación que, por un lado, contribuyan a aumentar "la competitividad de la industria europea" y, "más importante" para conseguir "que los medicamentos estén disponibles antes en el mercado".

Sólo este año el Ejecutivo comunitario ha dedicado ya 100 millones de euros de presupuesto comunitario a investigar tratamientos y medicamentos contra estas tres enfermedades. Entre 2002 y 2006, Bruselas destinó 450 millones de euros a financiar 80 proyectos de investigación de tratamientos, para desarrollar medicamentos y financiar ensayos clínicos contra el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis en los que participaron un total de 250 equipos de investigación.