28 de junio de 2006

Bruselas exige a España que elimine las restricciones al establecimiento de farmacias

BRUSELAS, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea pidió hoy oficialmente a España que elimine las restricciones legislativas al establecimiento de farmacias al considerar que podrían vulnerar los principios de libertad de establecimiento, no discriminación y libre circulación de capitales. La solicitud reviste la forma de un dictamen motivado, que constituye la segunda fase de un procedimiento de infracción. Si no hay una respuesta satisfactoria en un plazo de dos meses, el Ejecutivo comunitario recurrirá al Tribunal de Justicia.

En concreto, Bruselas cuestiona las normas españolas de planificación territorial para el establecimiento de farmacias en función de la población (módulo mínimo de entre 2.800 y 4.000 habitantes) y de la distancia (mínimo de 250 metros) entre farmacias, que contienen algunas excepciones para las zonas rurales, turísticas, de montaña u otras.

Para el Ejecutivo comunitario, este sistema de limitación es "desproporcionado" e incluso "contraproducente" respecto al objetivo del buen abastecimiento de medicamentos del territorio del que se trate. Como alternativa, considera más apropiado, por ejemplo, que no pudiera abrirse ninguna farmacia más en una zona con muchas farmacias hasta que la zona que no las tenga disponga de por lo menos una.

En este sentido, destaca la experiencia de algunas comunidades autónomas, como Navarra, que permiten la apertura de farmacias por debajo del umbral de una por cada 2.800 habitantes.

La Comisión censura también los criterios utilizados en los procedimientos de concesión de autorizaciones administrativas. Algunas comunidades autónomas, entre las que cita a la Comunidad Valenciana, dan prioridad a los farmacéuticos que tienen experiencia profesional en la misma comunidad, un criterio que tiene un carácter "discriminatorio".

Finalmente, Bruselas pide que se supriman las limitaciones en cuanto a la propiedad o la acumulación de propiedad de las farmacias. Según la legislación española, únicamente los farmacéuticos pueden ser propietarios y titulares de una farmacia abierta al público. Además, está prohibido que un mismo farmacéutico tenga en propiedad o copropiedad más de una farmacia al mismo tiempo.

También en este caso, la Comisión cree que "se trata de restricciones excesivas respecto al requisito legítimo de garantizar que las relaciones entre los pacientes y la farmacia corran a cargo exclusivamente de profesionales cualificados en farmacia, ya que el cumplimiento de dicho requisito no requiere restricciones en cuanto a la propiedad o la acumulación de propiedad de las farmacias".

Además del caso de España, el Ejecutivo comunitario decidió este miércoles llevar a Italia ante el Tribunal de Justicia por las restricciones que impone al establecimiento de farmacias. También envió a Austria otro dictamen motivado por el mismo motivo.