29 de mayo de 2014

El Banco de Sangre de Cordón Umbilical realizó 12 donaciones a pacientes con enfermedad mortal en 2013

Aumenta la demanda en hospitales extremeños de leche materna donada al banco regional, especialmente para alimentar a prematuros

El Banco de Sangre de Cordón Umbilical realizó 12 donaciones a pacientes con enfermedad mortal en 2013
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Sangre de Cordón Umbilical de Extremadura realizó durante el pasado año 2013 un total de doce donaciones destinadas a pacientes con enfermedades mortales, no solo de España sino de otros países, como es el caso de Francia y de Portugal.

El director del Banco de Sangre de Extremadura, José María Brull, ha mostrado su "satisfacción" por este dato, ya que el fin último por el que se puso en marcha en el año 2007 el programa es que esta sangre sea utilizada para salvar la vida de pacientes con "enfermedades mortales, y muy graves, y que podrían producir la muerte sin esta alternativa".

En concreto, la sangre de la placenta de la madre extraída del cordón umbilical tras el parto del bebé, se utiliza para el tratamiento de pacientes con leucemia, con aplasia medular o con inmunodeficiencias congénitas, entre otras enfermedades.

El pasado año se realizaron en Extremadura un total de 690 donaciones de cordón umbilical, lo que supone un descenso "sensible" con respecto a las cifras que se venían registrando en años anteriores. En concreto, en 2012 hubo 1.004 donaciones, llegando a alcanzar su máximo histórico en el ejercicio anterior, cuando se produjeron 1.031.

No obstante, Brull ha señalado que las 690 donaciones son un número "suficiente", y que el descenso tiene su explicación en la puesta en marcha por parte del Servicio Extremeño de Salud de un programa de atención al parto que implica el clampaje tardío del cordón.

Esto es que el cordón, una vez el niño ha nacido, no es cortado inmediatamente, sino que se espera a que deje de latir, lo que puede ocurrir en dos o tres minutos. Este protocolo implica que gran parte de la sangre placentaria que se utiliza en las donaciones vaya al niño y, por tanto, "ya no haya cantidad suficiente para la donación de cordón".

LO PRIMERO, LA MADRE Y SU BEBÉ

En cualquier caso, el director del Banco de Sangre considera que "bien disminuidas están" las donaciones, porque ello significa "una mejor atención al recién nacido". Al respecto, ha señalado que en primer lugar están la atención de la madre y su bebé y, posteriormente, la donación de sangre, que es un aspecto "secundario al parto".

El motivo por el que con este protocolo se producen menos donaciones es porque si el corte del cordón se realiza tardíamente, cuando ya deja de latir, "prácticamente la placenta está exangüe, ya no queda nada, y no se puede realizar la captura de sangre del cordón".

No obstante, y aunque ha insistido en que la recomendación de los pediatras apunta a no realizar un clampaje precoz, ha apuntado que otra cuestión sería "no esperar a que el cordón deje de latir". En su opinión, "podría haber sangre suficiente para el bebé como para realizar la donación de sangre de cordón".

El problema está en que esto requiere una valoración individualizada para cada caso, puesto que no existen estándares. En este caso, son la matrona, el ginecólogo o el obstetra quienes tienen que valorar si hay cantidad suficiente de sangre.

"Somos platos de segunda mesa, porque lo primero es la atención a la madre y al bebé que acaba de nacer, y posteriormente, si se puede, se hace la recogida de sangre de cordón", ha remarcado.

MÁS DONACIONES LECHE MATERNA

Por otro lado, el programa de donación de leche materna en 2013, primer año completo desde su puesta en marcha en julio de 2012, ha contado durante el pasado ejercicio con un total de 25 madres donantes, que han aportado al banco 177 litros.

Brull, quien ha apuntado que el programa aún está dando sus primeros pasos, e incluso ha reconocido "algunos fallos" motivados por esta "inexperiencia", se ha mostrado muy satisfecho por los avances que se han dado en el mismo.

Así, y tras insistir en e "la prioridad es la lactancia materna, que amamante a su propio bebé", y que sea "lo que le sobre" lo que se done al Banco, y "de ningún modo" al revés, ha destacado que tras un inicio en el que arrancaba el programa, los hospitales de Badajoz, Cáceres y Mérida piden cada vez más.

Ha recordado que solo recogen la leche hasta los seis meses de lactancia, porque la más apropiada para sus necesidades es la que se produce cuanto menos tiempo haya pasado desde el parto, ya que los principales beneficiarios del banco de leche son los bebés prematuros.

Concretamente, en los dos o tres días en los que tarda en subir la leche a las madres de bebés prematuros, algo que en las mamás que dan a luz en el plazo previsto la subida se produce "de un modo casi inmediato".

Brull ha ofrecido un balance de la actividad de ambos programas en el transcurso de la V Jornada del Programa de Donación y Obtención de Sangre de Cordón Umbilical en Extremadura, celebrada este jueves en la sede del Banco de Sangre en Mérida, junto a la III Reunión del Banco de Leche Materna.

De esta forma, a las reuniones celebradas este jueves en Mérida han acudido matronas, pediatras, ginecólogos, enfermeras y médicos de centros de salud, con el fin comentar los resultados y estudiar mejoras en ambos programas, según ha explicado Brull, quien asimismo ha avanzado que el Banco de Leche Materna de Extremadura va a organizar en 2016 el congreso nacional de bancos de leche materna, que tiene lugar cada dos años.

EXTREMADURA, EN LA CHAMPIONS EN DONACIONES

Por otro lado, ha señalado que el Banco de Sangre de Extremadura está preparado para atender "catástrofes" como la del accidente de autobús de Castuera en el que cinco chicos perdieron la vida y muchos de sus compañeros resultaron heridos.

Brull ha asegurado que se podría haber hecho frente a la atención de todos los jóvenes. "Ojalá que no hubiera fallecido y hubieran necesitado toda la sangre del mundo, que la hubieran tenido", ha aseverado.

Acerca de los numeroso ofrecimientos por parte de ciudadanos para donar sangre con motivo de este accidente, ha recordado que es necesario un periodo de 18-24 horas entre que se produce la extracción y hasta que ésta se puede transfundir, por lo que en estos casos "lo que sirve" es la sangre que se encuentra almacenada y preparada, por lo que "lo importante es la donación día a día".

Al respecto, Brull ha señalado que no ha conseguido averiguar el origen de las llamadas masivas a realizar donaciones tras el accidente que fueron difundidas a través de las redes sociales, si bien ha resaltado que esta cuestión "perjudica" a la labor de los sanitarios.

El director del Banco de Sangre ha explicado que el centro de salud de Monterrubio de la Serena no estaba preparado para realizar las extracciones, puesto que "ni siquiera tenían las bolsas" para captar el plasma. Por este motivo, ha pedido a la ciudadanía que solo tengan en cuenta los llamamientos que se realizan a través del propio Banco de Sangre y del SES.

Por último, ha vuelto a destacar la solidaridad de los extremeños en cuanto a donación de sangre se refiere, y asimismo de cordón y de leche materna. "En Extremadura hay una gente fantásticamente solidaria, generosa a tope, que responde siempre que se le pide e incluso sin pedírselo", ha aseverado.

De esta forma, ha recordado que la región se puso a la cabeza nacional en donaciones de cordón en cuando el programa se puso en marcha en 2007, y que Extremadura ocupa actualmente el segundo lugar en lo que se refiere a las donaciones de sangre por habitante. "Extremadura en cuanto a generosidad, no hay parangón, está en puestos champions, seguro, y desde el primer minuto", ha apostillado.