2 de septiembre de 2015

Baleares exige la derogación del Decreto que excluye de la sanidad a los inmigrantes en situación irregular

El Ejecutivo ha devuelto desde el 20 de julio 750 documentos acreditativos para el acceso a la sanidad universal a este colectivo

PALMA DE MALLORCA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Govern de Baleares ha exigido al Ministerio de Sanidad la derogación del Real Decreto 16/2012, que excluye a las personas inmigrantes en situación irregular, al considerar que la atención sanitaria debe ser universal, tal y como lo ha puesto de manifiesto la consellera del ramo, Patricia Gómez, tras la Comisión de Prestaciones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS)celebrada este miércoles.

"Desde las comunidades con gobiernos progresistas exigimos la derogación del decreto, que excluye explícitamente a este colectivo", ha recalcado Gómez tras el encuentro.

La consellera ha apelado a la necesidad de una sanidad pública con los mismos derechos para toda la población. "No queremos 'parches' ni modificaciones, pedimos que se derogue el decreto para que las personas inmigrantes sean atendidas en igualdad de condiciones como cualquier ciudadano español, tal y como se hacía antes del decreto y tal y como venimos haciendo desde el pasado 20 de julio en el que se recuperó el derecho de asistencia universal en esta comunidad", ha añadido.

Del mismo modo, Gómez ha defendido que si el Gobierno de Mariano Rajoy no tiene intención de derogar el decreto, piden que "dejen" a las comunidades hacer uso de sus competencias para regulares "de la mejor manera" para prestar atención a estas personas, porque "es una cuestión de salud pública, de derechos humanos y de solidaridad con la población más vulnerable y sin recursos".

Desde el pasado 20 de julio y hasta el 1 de septiembre, según la consellera, ya se han devuelto 750 documentos acreditativos para el acceso a la sanidad universal a la población inmigrante en situación irregular de esta comunidad autónoma que lo ha solicitado.

Este documento les permite acceder a todos los servicios sanitarios sólo dentro de esta comunidad (no tiene validez en otras comunidades ni en ningún otro país europeo). "Con la medida adoptada no se exporta el derecho a la atención en caso de movilidad por el territorio europeo, punto en el que el Ministerio ha centrado y justificado buena parte del discurso de hoy", señalan desde la Conselleria.

Finalmente, el departamento ha señalado que los representantes de las Comunidades Autónomas que han asistido a la Comisión han recibido unos minutos antes de entrar a la reunión un documento distinto al que habían enviado con anterioridad desde el Ministerio, cuestión que "ha impedido poder hacer una valoración adecuada de dicho documento". Se les ha emplazado, además, a aportar en un plazo máximo de 15 días las modificaciones que consideren oportunas.

A este respecto, la consellera ha insistido en que los acuerdos en el ámbito del Sistema Nacional de Salud (SNS) "se suscriben únicamente en el seno del Consejo Interterritorial y con un debate previo en la comisión delegada, por lo que no es este el foro adecuado para plantear estas cuestiones".