19 de diciembre de 2006

Baleares.- Castillo defiende la construcción del nuevo hospital de Son Dureta que funcionará dentro de dos años

PALMA DE MALLORCA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Salud y Consumo, Aina Castillo, defendió hoy la necesidad de construir el nuevo hospital de referencia de Baleares, cuyas obras comenzarán a principios de 2007, y que estarán terminadas en el plazo de dos años y medio, debido a que la fórmula de financiación que se aplicará "garantiza una mayor agilidad en la consecución de las obras", ya que el Govern no empezará a pagar a la empresa contratada hasta que el proyecto esté totalmente y concluido.

Castillo respondió así, durante el debate parlamentario de las enmiendas presentadas por la oposición a los presupuestos de la Consellería de Sanidad y Consumo para 2007, a la petición de los diputados del PSM y PSIB, que reclamaron la retirada del proyecto del nuevo hospital, y se mostraron partidarios de la reforma de Son Dureta como la mejor de las opciones.

La consellera insistió en que el Govern no renunciará a dicho proyecto que, recordó, ha sido adjudicado a la UTE (compuesta por Dragados, FCC, Melchor Mascaró S.L.y Feliu S.A.) que será la encargada de construir el nuevo hospital de Son Espases, con presupuesto asciende a a 5.071.000 euros.

El diputado del Grupo socialista, Miquel Gascón, criticó unos presupuestos "continuistas" y que "no son reales" porque, cada año, prevé de una serie de inversiones para la ejecución de centros sanitarios del archipiélago que "después no se realizan". Asimismo, lamentó que se hayan aumentado un 40 por ciento los recursos destinados a convenios con las clínicas privadas y bajen los recursos destinados a Son Dureta.

Por su parte, la diputada del PSM, Joana Llüisa Mascaró, resaltó que la partida económica destinada a Salud haya disminuido un punto con respecto al resto de consellerias y que "no se destinen fondos suficientes" para poder construir los centros de salud "prometidos por la consellera" y aprobados en el Plan de infraestructuras sanitarias, como ocurre con el nuevo quirúrgico nuevo en Can Misses, y con la puesta en marcha de los centros de atención primaria anunciados al inicio de la legislatura.

Al respecto, la consellera se refirió a la puesta en marcha de de tres nuevos hospitales --Menorca, Inca y Formentera-- que se pondrán en marcha en el primer semestre de 2007, y al comienzo de las obras del nuevo Son Dureta, a lo que hay que sumar una treintena de actuaciones, para los que, según dijo, se destinan recursos en los presupuestos relativos "a la parte proporcional de su coste global" que será sufragado en un período de diez años.

La Conselleria dirigida por Aina Castillo dispondrá de un presupuesto de 1.083 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,58 por ciento respecto a 2006, de los que 1.060 millones (5,5 por ciento más) estarán destinados a cubrir las necesidades sanitarias de la población del archipiélago, a través de la puesta en marcha del Decreto de garantías de demoras quirúrgicas, la puesta en funcionamiento de los Hospitales de Inca y el Hospital General de Menorca.

TURISMO

Durante la discusión de las enmiendas presentadas por la oposición a los presupuestos de la Conselleria de Turismo, el diputado socialista, Celestí Alomar, criticó que se hayan recudido los recursos destinados a este departamento con respecto al último año de legislatura del Pacto de Progreso. Asimismo, criticó que el Govern haya derogado la ecotasa, que representaba una importante fuente de ingresos, y a cambio ponga en marcha la Tarjeta Verde que, no sólo no ha producido ingresos, sino que ha costado dinero".

La conselleria de Turismo cuenta con una dotación económica para 2007 que asciende a los 55,9 millones de euros, 6,5 por ciento más que en el ejercicio anterior, de los cuales 24,7 por estarán dirigidos a promoción turística.

Por su parte, EU/Els Verds y PSM coincidieron en criticar el aumento del turismo residencial en detrimento del hotelero, que no se haya aprobado el Plan Estratégico de Turismo, y la falta de medidas encaminadas a diversificar la oferta turística balear, para continuar dependiendo del mercado inglés y alemán.

En su intervención, el conseller del ramo, Joan Flaquer, destacó los "buenos resultados" obtenidos durante la actual legislatura, que han permitido "consolidar el crecimiento del sector", frente a la situación de inactividad en la que se encontraba con el anterior gobierno del Pacto, y logrando "unas cifras que son las mejores de la historia".