14 de mayo de 2012

Bauzá insiste en que el cierre del H. General y del Joan March no va a significar prescindir de los servicios

Dice que se preocupa "por las próximas generaciones y no por las próximas elecciones"

PALMA DE MALLORCA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, ha asegurado que el cierre del Hospital General y del Joan March no va a significar "prescindir de ninguno de los servicios que se estaba prestando en estos centros, por lo que nadie va a dejar de ser atendido".

"Lo que hacemos es reubicar a las personas hospitalizadas en esos hospitales en otros centros que son sin ánimo de lucro, como la Cruz Roja y San Juan de Dios", ha explicado el presidente del Gobierno balear, quien ha insistido en que ninguno de los ciudadanos que hoy esté hospitalizado "va a dejar de tener los servicios que tenía, sino que solo estarán ubicados en otro edificio".

No obstante, ha recordado que se va a prescindir de personal interino, que "no se puede mantener por parte de la administración", aunque el Ejecutivo "no ha calculado" el número de trabajadores que se verán afectados, mientras que el personal fijo del Hospital General y del Joan March será "reubicado en otros centros hospitalarios".

En una entrevista en 'Los Desayunos de TVE', recogida por Europa Press, Bauzá ha indicado que "a nadie le gusta tomar decisiones impopulares", teniendo en cuenta que éstas "originan un desgaste personal y político", si bien ha insistido en que no está en política para "quedar bien con unos".

Asimismo, ha recalcado que él está para preocuparse "por las próximas generaciones y no por las próximas elecciones", a pesar de que hay "muchos" que le avisan de que las medidas que está adoptando le pueden quitar votos.

En este sentido, ha remarcado que la toma de decisiones que se está realizando a nivel autonómico y estatal "se hace con la conciencia única de mejorar las condiciones de la sociedad" y, en la misma línea, se ha preguntado "a qué político le gusta dejar de dar servicios".

Bauzá ha manifestado que las decisiones que se están adoptando se deben explicar de manera "continua y diaria", aunque ha reconocido que "no es fácil llegar a todo el mundo, ya que muchas veces la información se modifica entre el emisor y el receptor".

Por otro lado, ha indicado que, a pesar de que a las medidas que está adoptando el Gobierno autonómico él las llama "reajuste o reestructuración", ha admitido que cuando éstas implican una "pérdida de dimensión se pueden llamar recortes, porque no nos tenemos que engañar a nosotros mismos".

IRREGULARES

Preguntado sobre si considera que los ciudadanos extranjeros que estén sin regularizar en España deben recibir la misma asistencia sanitaria que el resto, Bauzá ha estimado que lo "importante" es que se atiendan los casos con "imperiosa atención sanitaria". "Una persona que sufre un infarto no hay que mirar su documentación, sino asistirle inmediatamente y aplicarle todos los recursos sanitarios", ha sostenido Bauzá.

Preguntado sobre si se debe hacer lo mismo en tratamientos que perduren en el tiempo, como los relacionados con el cáncer, el presidente del Ejecutivo ha indicado que se necesita definir "qué recursos tiene hoy la administración autonómica y central y qué servicios pueden prestar".

En este sentido, ha considerado que se trata de una reflexión que, a su juicio, "no se tiene que hacer desde un punto de vista unipartidista", sino que ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas políticas para lograr un "pacto sanitario", con el fin de ver "qué modelo tenemos y cuál nos podemos permitir".

FINANCIACIÓN PER CÁPITA

Respecto a la celebración de una Conferencia de Presidentes, Bauzá ha defendido que ésta tiene que permitir poner encima de la mesa "todas las realidades autonómicas", con el objetivo de que haya una "cartera única, homogénea y consensuada de prestación de servicios por parte de las Comunidades Autónomas", debido a que, en su opinión, no puede haber regiones "de primera y de segunda".

Asimismo, ha abogado por que haya una financiación per cápita, teniendo en cuenta que Baleares es la Comunidad Autónoma que "más aporta al Estado, aportando un 142 por ciento en la balanza fiscal y, desgraciadamente, es la región que menos recibe del Estado". "Tenemos que ser generosos, pero hasta cierto límite, ya que somos la Comunidad que menos invierte en sanidad y en educación en toda España", ha lamentado.

Finalmente, Bauzá ha destacado que piensa "reivindicar" la financiación para Baleares, teniendo en cuenta que ni en la pasada legislatura ni en ésta "va a recibir las inversiones que estatutariamente le toca".

(EUROPA PRESS)

-B PLT 20120514125311 AVSA/ESGI