21 de febrero de 2012

Unos 50 trabajadores de la SSG salen a la calle para reclamar 1,8 millones de euros que les debe la empresa

PALMA DE MALLORCA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos cincuenta trabajadores de los Servicios SocioSanitarios(SSG), empresa adjudicataria del servicio programado de transporte de enfermos de Baleares, se han manifestado este lunes frente la sede del Ib-Salut para transmitir a la administración que la empresa adjudicataria debe a sus empleados -"entre 215 y 230 trabajadores"-, "unos 8.000 euros" por cabeza desde el mes de junio, lo que significa que la deuda contraída por la SSG sería de alrededor de 1,8 millones de euros.

Según el manifiesto que han entregado los trabajadores en la sede del Ib-Salut, la empresa "aplicó unilateralmente" una modificación de las condiciones de trabajo "alegando motivos que no ha podido demostrar, que han supuesto una "pérdida de poder adquisitivo" que rondaría entre el 40 y el 50 por ciento "en la mayor parte de los casos".

"Para cobrar cualquier concepto tenemos que pasar por los juzgados", ha lamentado el portavoz de los manifestados y presidente del Comité de Empresa de SSG, Javier Marín, que ha señalado a Europa Press que la empresa alega que no realizan los pagos porque es la propia Administración la que les debe dinero a ellos.

Asimismo, según Marín, tanto la consellera de Salud, Carmen Castro, así como el subdirector de relaciones laborales del Ib-Salut, Jaime Moll -que se ha reunido durante el transcurso de la manifestación con los sindicatos- han confirmado a los representantes de los trabajadores que los pagos ordinarios a la SSG, "se están realizando".

Por esta razón, los trabajadores de la SSG piden a la administración que asuma "de una vez por todas su responsabilidad" y lleve a cabo las medidas oportunas para "subsanar la pésima situación que viven los trabajadores del servicio de ambulancias de Baleares".

"Deberían empezar a adoptar medidas contundentes para que este servicio se cumpla porque los ciudadanos tienen el derecho a exigir la prestación que como comunidad se está pagando".

Por otra parte, Marín ha indicado que el problema "no sólo es el impago a los trabajadores" es que, además, tanto él como sus compañeros están recibiendo "coacciones, amenazas, presiones diarias y expedientes de sanciones". Además, ha añadido que tienen interpuestas en dos meses "63 denuncias por temas de salud laboral varios" entre los que destaca la falta de uniformidad de invierno durante la reciente "ola de frío siberiana".

CARMEN CASTRO SE REÚNE CON AMBAS PARTES PARA MEDIAR

Por su parte, la consellera Carmen Castro y la gerente del 061, Guadalupe Hidalgo, se han reunido con ambas partes con el fin de acercar posturas entre los unos y otros, así como garantizar la asistencia sanitaria a los pacientes.

El Govern, en un comunicado, ha indicado que esta reunión está enmarcada en un calendario y ha afirmado que Castro -tras hablar con el gerente de SSG- se reunirá con el gerente de Ambulancias y Emergencias para "buscar una solución al conflicto".

De esta forma, la máxima administración balear ha querido hacer un llamamiento a las partes implicadas con el objetivo de que esta situación no afecte al traslado de enfermos y ha asegurado que se velará para garantizar el cumplimiento de la "máxima calidad asistencial".

En este sentido, los trabajadores no descartan la convocatoria de una huelga y han anunciado que habrán más movilizaciones, si bien han querido dejar constancia que pretenden ser "responsables".