2 de febrero de 2006

Los bailarines difieren en dos genes con respecto a la población general, según un estudio

Los bailarines difieren en dos genes con respecto a la población general, según un estudio

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los bailarines muestran con respecto a la población general diferencias consistentes en dos genes, según un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén que se publica en la revista 'Public Library of Science Genetics'. Según los científicos, ambos genes participan en la transmisión de información entre las células nerviosas.

Los científicos descubrieron en el examen de 85 bailarines y estudiantes avanzados de baile en Israel variantes de dos genes que proporcionan los códigos de una molécula que transporta la serotonina y del receptor 1a de la vasopresina arginina respectivamente.

Los expertos explican que el transportador de la serotonina regula el nivel de serotonina, un transmisor cerebral que contribuye a la experiencia espiritual. El receptor de la vasopresina modula la comunicación social y las conductas de afiliación según se ha observado en estudios animales. Ambos elementos participan en la expresión social humana de la danza.

Los investigadores corroboraron las pruebas genéticas con cuestionarios estándar sobre aspectos espirituales y estados alterados de conciencia y sobre la necesidad de contacto social y apertura comunicativa.

Los resultados genéticos y de los cuestionarios de los bailarines fueron comparados con otros dos grupos examinados, uno de atletas y otro de personas que no eran ni atletas ni bailarines. Los resultados ya combinados y analizados mostraron que los bailarines tenían características genéticas y de personalidad que no se encontraban en los otros dos grupos.

Según Richard P. Ebstein, autor principal del estudio, el "carácter bailarín" posee cualidades que no se muestran de forma tan acentuada en otras personas, aunque éstas no carezcan de ellas: un elevado sentido comunicativo, a menudo una naturaleza simbólica y ceremonial y una personalidad marcadamente espiritual.