3 de marzo de 2006

Badiola afirma que el riesgo de pandemia es "extraordinariamente improbable" en Europa

Badiola afirma que el riesgo de pandemia es "extraordinariamente improbable" en Europa

LEÓN, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Veterinarios de España, Juan José Badiola, indicó hoy que el riesgo de pandemia por gripe aviar en Europa es "extraordinariamente improbable", aunque no se manifestó tan optimista para los casos de África y Asia por el volumen de animales contaminados en estas zonas y la gran densidad de personas que además viven en estrecho contacto con los animales, incrementando la posibilidad de una contaminación.

Juan José Badiola, quien mantuvo hoy un encuentro con responsables del Hospital de León e impartió una conferencia sobre 'La situación actual y perspectivas de la gripe aviar', destacó que la posibilidad de una pandemia "dependerá del azar, del éxito que por azar tenga uno de estos virus de saltar la barrera de especie y adaptarse a la especie humana".

De todos modos, el responsable veterinario señaló que, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considere que la pandemia es inevitable, él considera "personalmente" que es posible evitarlo y reducir su riesgo si se ponen las medidas adecuadas para reducir la masa de aves infectadas.

Asimismo, valoró que si se detectara un caso de gripe aviar en un ser humano "no sería un problema", siempre que las autoridades locales lo detectasen con rapidez y virus y tomaran las medidas adecuadas. "Si se produce la pandemia lo que hay que hacer es estar preparado, algo que ya se ha asumido por los gobiernos y por la Unión Europea y, si después de todo no estamos preparados, apaga y vámonos", afirmó.

Además, Badiola incluso le encuentra el aspecto positivo a la pandemia y cree que si se produce dejará a los sistemas veterinarios y sanitarios mejor preparados para el futuro y para luchar mejor contra la gripe convencional, al tiempo que destacó que próximamente se va a construir en Madrid una fabrica de antigripales que antes no estaba prevista.

También afirmó que incidirá en la mejora de los métodos de fabricación de las vacunas, que ahora son especificas para una determinada cepa, para que sean "más modernas, eficaces y efectivas" ante varias cepas de virus.

SIN RIESGO ALIMENTARIO

Asimismo, Juan José Badiola quiso llamar la atención sobre el hecho de que, en este momento, "no hay riesgo alimentario" y aseguró que se puede consumir carne de aves con "absoluta tranquilidad".

Además, significó que en España hay un cuidadoso control sanitario de la carne desde las granjas a su distribución, pasando por el matadero.

"Tienen instrucciones precisas y en cuanto tengan el menor atisbo de la enfermedad llaman a su veterinario, quien sabe lo que tiene que hacer, conoce la enfermedad y tomará las medidas pertinentes para la inhabilitación de la granja para la emisión de cualquier producto alimentario", explicó.

Por ello, se planteó: "?Vamos a arruinar gratuitamente a los agricultores?" y reiteró "con seguridad" que no existe riesgo gran para el consumo de carne y huevos de todo tipo de aves.

CONFINAMIENTO DE AVES

Por otro lado, Badiola recordó que el virus H5N1 de la gripe aviar está siendo trasladado por las aves migratorias, especialmente las palmípedas acuáticas, al tiempo que destacó que ahora el mayor riesgo para España es, no tanto las aves que llegarían de Centroeuropa, sino las aves que están invernando en Africa y que volarán a la península entre los meses de marzo y abril.

Así, señaló que hay riesgo de que surja algún brote del virus en los humedales españoles porque "es difícil luchar contra las aves migratorias y acotar su vuelo" y que la forma de evitar la contaminación pasa por evitar el contacto de las aves domésticas con las aves migratorias.

"Creo que se trata de prevenir y lo mejor es que haya un alto control sobre la gran mayoría de los humedales españoles", aseveró.

Para ello, Badiola defiende la normativa y la reglamentación que impide la cría de aves al aire libre en los alrededores de los humedales, cuyo perímetro adecuado será definido según los criterios de cada Comunidad Autónoma.

Asimismo, indicó que el ya ha recomendado al Gobierno y a las administraciones autonómicas, como "medida prudente y aconsejable", que durante el periodo de marzo y abril se proceda al confinamiento de las aves, aunque reconoció la dificultad de su aplicación en territorios eminentemente rurales como Castilla y León.

VACUNACIÓN

En referencia a la propuesta del consejero de Sanidad de la Junta, César Antón, para que los antivirales contra la gripe aviar puedan ser comercializados por las farmacias, así como que se autorice la vacunación antineumocócica de los menores de cinco años para prevenir infecciones bacteriológicas, Badiola indicó que Antón habrá tenido en cuenta que hasta ahora los casos humanos se han registrado mayoritariamente en niños y en adultos jóvenes.

De esta forma, el responsable veterinario explicó que, a diferencia de la gripe convencional, en la gripe aviar deben preocupar los niños "porque son los individuos más candidatos".

Aún así, Badiola indicó que no hay vacuna ante la "hipotética" pandemia porque no se sabe que virus es, si será el H5N1 u otro fruto de una mutación. "Ese virus, cuando mute, no sabemos como cambiará y la vacuna actual no vale para proteger a las personas contra ese eventual virus porque no sabemos como va a ser", explicó.

A pesar de ello, recomendó el uso de la vacuna actual para evitar los riesgos de "coinfección", ya que los virus pandémicos se forman por ensamblaje de virus humanos y aviares y las personas "son el tubo de ensayo de estas eventuales fusiones".