2 de octubre de 2012

Aumenta la demanda de liposucciones entre los adolescentes

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

La demanda de liposucciones ha aumentado entre los adolescentes a consecuencia de la mala alimentación y el sedentarismo, que fomentan la obesidad, aseguran desde la Clínica Sanza.

En concreto, la megaliposucción consiste en una operación para extraer grandes volúmenes de grasa de determinadas partes del cuerpo y que permite así eliminar hasta 15 kilos de grasa en muy poco tiempo. El director de la clínica de Cirugía Estética Sanza de Barcelona, el doctor Ignacio Fernández Sanza, ha asegurado que "la 'megalipo' es uno de los procedimientos más utilizados en la actualidad, para la que se han desarrollado técnicas quirúrgicas de succión y anestésicas específicas".

"Hace más de 25 años que practico liposucciones y nunca como ahora había tenido tantas pacientes adolescentes con ganas de sacarse kilos a través de una liposucción. No se trata de personas con áreas de acumulación de grasa localizada, sino de personas totalmente obesas, que a causa de la mala alimentación y el sedentarismo han hipotecado su vida social, su autoestima y su vivir en paz", ha explicado.

No obstante, no todo el mundo puede someterse a una operación de estas características porque puede resultar ligeramente más agresiva que la operación convencional. Por este motivo, resulta imprescindible una buena salud del paciente y ponerse en manos de expertos para minimizar agresividad y riesgos.

Por su parte, el doctor Ignacio Fernández Sanza, con una experiencia de más de 2.000 megalipos, es un gran defensor de esta técnica y asegura que presenta resultados muy ventajosos. Entre ellos, evita que se repita el peso anterior a la intervención y, además, consigue una retracción de la piel más favorable que si se baja de peso sin cirugía.

Con la dieta, la célula grasa se vacía pero permanece viva y tiene un peso y una viscosidad que impide retraer o tensar la piel. Sin embargo, la 'megalipo' permite extraer las células que sobran y dejar el tejido fibroso lleno de colágeno y elastina, lo que favorece la retracción cutánea.