26 de marzo de 2015

Asturias lamenta que el Gobierno abandone a las CCAA en el Plan de hepatitis C

OVIEDO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Faustino Blanco, ha lamentado que el Gobierno de Mariano Rajoy abandone a las comunidades autónomas en el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C, afirmando que se ha convertido "en una mera declaración de intenciones, al no dotarlo de una memoria económica realista en la que se detalle no sólo cómo se financiará el gasto en tratamientos de las comunidades autónomas, sino también el resto de costes estructurales resultantes de su puesta en marcha".

Blanco ha participado este jueves en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), donde se ha aprobado el plan, que, aun siendo un avance en lo científico-técnico, resulta "claramente insuficiente para dar una respuesta global a la incorporación al sistema sanitario de éste y otros tratamientos innovadores", según indican desde el Ejecutivo asturiano en nota de prensa.

Al término del consejo, Faustino Blanco ha insistido en que el ministerio "ha calculado a la baja el número de personas infectadas por el virus de la hepatitis C que podrían verse beneficiadas por los nuevos fármacos y ha alertado del mismo error en el registro de casos que parece darse en otras comunidades autónomas".

"Dado que no es una epidemia territorial ni exclusiva de Asturias, el hecho de que seamos la comunidad con mayor número de casos solo evidencia que somos la que declara y registra de una forma más ajustada a la realidad", ha precisado el consejero.

Además, Blanco ha destacado que los compromisos deben ir más allá de fijar una tarifa plana de 727 millones para los nuevos tratamientos en una población que el Gobierno central estima en 52.000 personas. "Hay que trabajar para dar una respuesta a la incertidumbre lógica de los ciudadanos de cómo vamos a resolver la situación para todos los casos presentes y futuros, y con qué procedimientos y ritmo, pues ese debe ser inexorablemente un compromiso de país. El resto son sólo oportunismos y soluciones sospechosamente cortoplacistas", ha criticado.

El consejero ha reprochado que el ministro Alfonso Alonso "haya incumplido de forma flagrante el compromiso de convocar un pleno monográfico para buscar una solución de Estado a la dificultad que supone en términos de sostenibilidad la financiación de fármacos innovadores para enfermedades como la hepatitis o determinados tipos de cáncer".

Faustino Blanco ha reiterado que el Gobierno del Principado "seguirá garantizando el tratamiento a todos aquellos enfermos que sean susceptibles de recibirlo de acuerdo al criterio de los especialistas, aunque ello obligue a reorganizar o reajustar otras partidas presupuestarias".

"El Gobierno socialista de Asturias ha trabajado desde el inicio de la legislatura para que ninguna persona enferma se quede sin la medicación más adecuada por causas económicas. Nuestro firme compromiso es prescribir los medicamentos contra la hepatitis C y agilizar en lo posible los tratamientos y el control riguroso de las terapias", ha asegurado.

Al respecto, desde el Gobierno autonómico señalan que "Asturias creó en 2012 una Comisión de Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios (CURMP) con el fin de asegurar la calidad de la prestación farmacéutica y garantizar que todos los ciudadanos tengan igual acceso al medicamento que necesiten, cuando y donde lo necesiten, en condiciones de efectividad y seguridad". La comisión está constituida por más de setenta profesionales de todas las áreas sanitarias y cuenta con un grupo específico de expertos en enfermedades hepáticas.

Desde entonces, más de 450 pacientes de hepatitis C han sido tratados con los nuevos fármacos incorporados al sistema a medida que la Agencia Española del Medicamento ha autorizado su uso. Solo desde el pasado mes de agosto, la comunidad ha destinado más de 7,5 millones de euros al tratamiento de pacientes con hepatitis C y en el último trimestre, el número de consultas por esta causa se ha duplicado.

Para leer más