4 de septiembre de 2012

Blanco recuerda que el derecho de la asistencia sanitaria a los inmigrantes está recogida en la Constitución

Blanco recuerda que el derecho de la asistencia sanitaria a los inmigrantes está recogida en la Constitución
EUROPA PRESS

OVIEDO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Principado, Faustino Blanco, ha asegurado este lunes que el Gobierno del Principado garantizará la asistencia sanitaria a las personas inmigrantes, en situación administrativa irregular radicadas en Asturias, por ser un derecho recogido en la Constitución Española y en la Ley General de Salud Pública.

La resolución, publicada este sábado en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), supone mantener en vigor la decisión pionera del Gobierno de Asturias, que el pasado 13 de junio resolvió seguir prestando atención sanitaria gratuita a las personas sin recursos y en situación administrativa irregular.

Esta medida es contraria a la decisión del Ministerio de Sanidad deja sin tarjeta sanitaria ni posibilidad de solicitarla a todas las personas inmigrantes sin recursos radicadas en el país. Además, establece el 1 de septiembre como plazo máximo de validez de las tarjetas sanitarias expedidas antes de este Decreto y cuyos titulares son personas inmigrantes sin recursos.

Así se ha manifestado Blanco durante una rueda de prensa en la sede de la consejería después de mantener una reunión con Carmen Echegaray, responsable de la Asociación de Médicos de Familia; con Pilar Quintana, responsable de la ONG 'Asturias Acoge' y Patricio Suárez, de Médicos del Mundo.

Para Blanco la atención sanitaria de estas personas viene recogida en la Ley General de Salud Pública y en la Constitución Española en el Artículo 10 en los apartados 1 y 2. A pesar de no tener los datos económicos de lo que se ahorraría con esta medida que ha aprobado el Gobierno de España, el consejero ha apuntado que podría rondar entre el millón o el millón y medio.

Por lo tanto, Blanco ha señalado que parece un decreto de "enorme carga ideológica" y pensado en menor medida como una forma de ahorro. En este sentido a incidido en que el 87 por ciento de la población inmigrante es menor de 45 años, lo que se traduce en que es gente joven que no utiliza por lo general el sistema de salud.

Ha destacado también que, excepto una mínima parte que tiene enfermedades crónicas con tratamientos de coste elevado, la mayoría requieren de medicinas para la diabetes, hipertensión, antibióticos o analgésicos, de costes reducidos.

En cuanto a las recetas, el consejero ha señalado que por el momento seguirán siendo en un documento en blanco, al no poder realizarse de otra forma, pero se ha comprometido con las ONGs y asociaciones a que el Principado estudiará la mejora de esta prestación farmacéutica para este colectivo.

Por el momento, la prescripción farmacéutica para estas personas se realizará en recetas sin financiación pública y se comunicará a los afectados la posibilidad de dirigirse a diferentes ONG o asociaciones sobre las posibilidades de acceder a la prestación farmacológica.

ONG

Por su parte, el responsable de Médicos del Mundo, Patricio Suárez, se ha mostrado "muy preocupado" con las medidas que está adoptando el Gobierno de Mariano Rajoy ya que asegura que "ha abierto la veda de poder dejar fuera de la sanidad universal a un colectivo que esta vez es el de inmigrantes pero que mañana puede ser otro".

Por su parte, Carmen Echegaray, de la Asociación de Médicos de Familia y Pilar Quintana, responsable de la ONG 'Asturias Acoge', ha coincidido en a importancia de defender el modelo de sanidad públca y universal.