22 de abril de 2015

La astenia primaveral afecta con frecuencia al 73% de la población

El 38% de los médicos de AP dice que influye en su día a día en la atención a los pacientes

La astenia primaveral afecta con frecuencia al 73% de la población
MANOLO FINISH

   MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El 73 por ciento de los españoles padece con frecuencia falta de vitalidad, también conocida como astenia, especialmente las mujeres, según se desprende del estudio 'Vytal', elaborado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) a una muestra de 4.422 personas, de las cuales 419 eran médicos de familia.

   ASTENIA PRIMAVERAL

   En concreto, el 52 por ciento de los encuestados declara sentirse cansado al menos una vez a la semana, el 21 por ciento habitualmente y el 27 por ciento algún día al mes. En este sentido, la encuesta ha mostrado que los canarios son los que habitualmente más lo padecen (3,03), seguido de los vascos (2,98), catalanes (2,96), madrileños (2,93) y andaluces (2,9).

   Asimismo, las mujeres son las que reconocen sentirse habitualmente más cansadas, respecto a los hombres; los más jóvenes los que tienen un mayor grado de fatiga; los separados más falta de vitalidad; y los solteros los que menos padecen estos trastornos.

   El estrés, dormir poco y trabajar muchas horas son algunas de las principales causas del cansancio, tal y como ha informado el presidente de SEMERGEN, José Luis Llisterri. Concretamente, el 74 por ciento de los encuestados atribuye su fatiga al estrés, frente al 61 por ciento que considera que es por dormir poco y al 43 por ciento que dice que es por trabajar muchas horas.

   Ahora bien, en este punto, la presidenta del Grupo de Nutrición de SEMERGEN, Marisa López, ha avisado de que la mala alimentación influye de manera "muy importante" en el cansancio. De hecho, según se desprende de la investigación, esta causa es una de las más comentadas entre la población.

   Respecto a la tipología de la fatiga, el 48 por ciento se refiere a cansancio físico y mental, siendo las mujeres las que dicen estar más cansadas en ambos tipos (52%), en comparación con los hombres que suelen padecer más fatiga mental (17%) o los jubilados, quienes el 43 por ciento reconoce experimentar más del tipo físico.

   Además, Llisterri ha explicado que la población femenina es también la que más siente falta de vitalidad en primavera, apuntando como causa principal la astenia primaveral, mientras que los jubilados señalan sentirlo más en verano. Por comunidades, los canarios son los que más cansancio físico y mental sufren (50,5%), seguidos de los vascos (50,25%), madrileños (48,5%), andaluces (47,75%) y catalanes (45,5%).

ASTENIA: CONSECUENCIAS FAMILIARES Y LABORALES DEL CANSANCIO

   El estudio también ha analizado las consecuencias que tiene el cansancio o la falta de vitalidad entre la población. En ese sentido, el 78 por ciento señala que le afecta a su vida familiar, el 76 por ciento a su vida laboral y social y el 55 por ciento al cuidado personal.

   Si se analiza por separado, en relación con la vida familiar, en el 71 por ciento de los casos se señala que la fatiga es la principal causa de problemas de la pareja, el 34 por ciento de la dejación de las tareas del hogar y el 41 por ciento de las dificultades en la relación con los hijos. Por autonomías, Canarias y País Vasco es donde más se considera que el cansancio puede afectar a la vida familiar.

   Del mismo modo, por sexos vuelven a ser las mujeres las que creen que la fatiga afecta más a esta parcela de la vida, especialmente al desarrollo de las tareas del hogar. Por el contrario, los que consideran que el cansancio puede afectar en mayor grado a la relación de la pareja son los hombres. También, si se analiza por edades, los más jóvenes son los que creen, frente a los más mayores, que la falta de vitalidad afecta a la relación con los hijos, la pareja y a las relaciones sexuales.

   La vida laboral es otro de los aspectos que más se ven mermados por el cansancio. Concretamente, el 50 por ciento creen que puede provocar errores o fallos en el trabajo, el 46 por ciento que puede producir bajo rendimiento laboral y el 36 por ciento desmotivación o mala relación con los compañeros.

   En este punto, a nivel de comunidades autónomas, los canarios son los que más dicen que el cansancio puede afectar a su vida laboral (84,75), por delante de los madrileños (78,05), andaluces (76,5), vascos (75,5) y catalanes (74,5). Los que no tienen hijos son los que consideran mayoritariamente que puede afectar a este aspecto de su vida.

   Asimismo, López ha destacado la importancia que tiene el cansancio en el trabajo de los profesionales médicos ya que, según los resultados obtenidos entre ellos, el 38 por ciento reconoce que influye en su día a día en la atención a los pacientes, reconociendo un 18 por ciento que en ocasiones pueden llegar a ser una causa de la aparición de errores o fallos en su trabajo.

   "Hay investigaciones que demuestran que el 75 por ciento de los médicos está 'quemado', lo que puede provocar que no realice de forma correcta su trabajo y que, por ende, cometa algún error", ha apostillado Llisterri.

CONSECUENCIAS DE LA ASTENIA PRIMAVERAL

   Por otro lado, el 68 por ciento de los encuestados cree que la falta de vitalidad es la principal causa de abandono de aficiones y hobbies, y un 44 por ciento que es la razón por la que no muestra interés a la hora de fomentar las relaciones personales.

   Canarias es la comunidad autónoma donde más se considera que el cansancio puede afectar a su vida social (83,25), seguida del País Vasco (77,5), Madrid (76,68), Cataluña (74,62) y Andalucía (74,5). Asimismo, globalmente, las mujeres creen que mayoritariamente el cansancio puede afectar a su vida social (79,63%), aunque son los hombres lo que más frecuentemente han indicado que abandonan la práctica deportiva o que les provoca peor carácter de lo habitual (30,90%).

   El cuidado personal es otro de los aspectos que más se ven perjudicados por el cansancio o falta de vitalidad. En concreto, el 55 por ciento señala que puede influir negativamente en el cuidado de la propia imagen, el 17 por ciento en los hábitos de aseo e higiene y el 36 por ciento en el abandono de una alimentación equilibrada.

   Una vez más, Canarias es donde en mayor grado se cree que afecta al cuidado personal (62,25), por delante del País Vasco (59,5), Cataluña (54,37), Madrid (52,74) y Andalucía (51). Por sexos, las mujeres se muestran ligeramente más a favor de que la falta de vitalidad afecta al cuidado de la imagen (61,97%), mientras que los hombres al estado de ánimo (74,17%) y a la higiene diaria (21,72%).

   Las alteraciones del sueño han sido otros de los aspectos analizados en el estudio de SEMERGEN, mostrándose que el 57 por ciento duerme unas 7 horas diarias, siendo los hombres los que más descansan. En este aspecto, los vascos son los que más horas duermen de media, seguidos de los madrileños, catalanes, andaluces y canarios.

   Además, el 48 por ciento dice que tiene problemas para dormir, el 24 por ciento que se despierta con frecuencia durante la noche y le cuesta volver a dormirse y otro 24 por ciento que su sueño no es reparador, lo que le hace tener la sensación de no haber descansado durante la noche.

EL 62% DE LOS MÉDICOS DE AP SE SIENTEN CANSADOS DE FORMA ESPORÁDICA

   Finalmente, el estudio ha desvelado que el 62 por ciento de los profesionales sanitarios afirman sentir falta de vitalidad de forma esporádica, el 17 por ciento que nunca se siente cansado y el 8 por ciento que padece habitualmente fatiga.

   El 27 por ciento de ellos aludió al estrés como la principal causa, mientras que el 25 por ciento al hecho de trabajar muchas horas, el 16,19 por ciento a dormir pocas horas, el 14,18 por ciento al poco tiempo para atender a cada paciente, el 7,95 por ciento a la edad, entre otros motivos.

   Los resultados han sido similares a los de la población general al analizar las consecuencias del cansancio, siendo la vida laboral, familias, cuidado personal y sueño los aspectos que más se ven perjudicados.