Aspectos éticos y legales, entre los desafíos del 'Big Data' y la IA, según los directivos de la sanidad privada

Aspectos éticos y legales, entre los desafíos del 'Big Data' y la IA, según los directivos de la sanidad privada
23 de octubre de 2018 REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La incorporación del conocimiento a las decisiones y a las estructuras de las empresas, así como los aspectos de tipo ético y legislativo figuran entre los principales retos que plantean el 'Big Data' y la inteligencia artificial (IA), según han resaltado directivos de la sanidad privada durante el III Foro Directivo en Innovación y Gobierno, organizado por la Fundación Pfizer en colaboración con la Fundación IDIS.

En esta jornada, los dirigentes de la privada han puesto de relieve cómo estas nuevas tecnologías "están abriendo un horizonte de oportunidades para sus negocios", pero también los "notables desafíos". "La digitalización masiva y el uso de IA ya ha revolucionado otros sectores como las comunicaciones, medios de comunicación, las finanzas o las cadenas de suministro y logística, donde han generado nuevos modelos de negocio", ha recordado el profesor Antonio Artés, catedrático de Telecomunicaciones de la Universidad Carlos III de Madrid.

Asimismo, la impulsora de la Cátedra Pfizer en Gestión Clínica, Lola Ruiz Iglesias, experta en gestión sanitaria, ha añadido que, en el ámbito de la Sanidad Privada, el impacto del uso del 'Big Data' y la IA "va a depender del adecuado enfoque estratégico y el acierto táctico en su implantación". Así, ha precisado que se trata de "herramientas potentes para conocer el mercado", ya que permiten anticipar "necesidades y demandas" de clientes potenciales, nichos de mercado o elementos para innovar en la cartera de servicios".

"Si relacionamos este impacto con el que se deriva de otras tecnologías ya existentes como Internet o telemedicina, estamos ante una revolución en toda la cadena de valor, tanto del modelo de negocio del aseguramiento como de la prestación de servicios sanitarios", ha concluido la doctora.

El profesor Artés ha coincidido con Ruiz Iglesias en señalar que el mayor reto que tienen las compañías para beneficiarse de estas tecnologías es precisamente evitar "la réplica digital de estructuras obsoletas de gestión de información". Es por ello que el catedrático ha considerado que el diseño de una estrategia de digitalización "es clave" para que las compañías del ámbito sanitario puedan beneficiarse de estas técnicas.

Por otra parte, la doctora ha recordado que todo el acceso a la
información que ofrecen estas nuevas tecnologías tendrá valor "en función de si se usa correctamente para la toma de decisiones". En este sentido, ha señalado que el desafío más importante "es la capacidad de los directivos para tomar decisiones en función de la evidencia que se desprende de la información y del conocimiento y el potencial de adaptación organizativa para transformarse y adecuarse a la misma".

"REVOLUCIÓN 4.0"

En este sentido, el director general de la Fundación IDIS, Manuel Vilches, ha explicado que estos desarrollos "deben enmarcarse en la denominada cuarta revolución industrial o industria 4.0", en la que las tecnologías de la información y la comunicación "tienen mucho que ver y que decir".

"El uso de tecnologías como el 'Big Data', el 'Small Data', el 'Machine Learning', la IA, la robótica, la realidad virtual, la realidad aumentada, la ciberseguridad, la tecnología 3D, la 'gamificación', el Internet de las Cosas, la monitorización a distancia, la propia medicina no presencial o el hospital líquido, entre otros, son las herramientas que sin duda van a determinar la medicina del futuro, que se va a caracterizar por ser una medicina personalizada, predictiva, poblacional, preventiva, participativa y precisa", ha vaticinado.

Por otra parte, el director de la Fundación IDIS ha mencionado otro desafío en la implantación de la IA y el 'Big Data' sanitario, los retos de tipo regulatorio. "La ciencia siempre va muy por delante de la regulación y, por lo tanto, este ámbito digital no es una excepción. Tendremos que plantearnos nuevos paradigmas y cuestiones en el ámbito no solo de la legislación, sino también de la bioética para que este nuevo mundo al que nos asomamos no termine por generar asimetrías insalvables, sino que procuren un refuerzo a los grandes valores éticos", ha zanjado.

Contador