26 de febrero de 2014

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico celebra que la UE apruebe un marco reglamentario de estos dispositivos

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico celebra que la UE apruebe un marco reglamentario de estos dispositivos
CEDIDA

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) muestra su apoyo a la nueva Directiva Europea del Tabaco aprobada esta mañana en el Parlamento Europeo, ya que ofrece por vez primera un marco reglamentario común mínimo en toda Europa para el cigarrillo electrónico.

Aunque como ha reconocido su presidente, Manuel Muñoz, la directiva "se aleja del marco ideal deseado" por el sector, valora positivamente el resultado obtenido ya que mejora "sin duda" la propuesta inicial de la Comisión Europea, que prohibía en la práctica el cigarrillo electrónico al clasificarlo como producto farmacéutico, lo que "en la práctica hubiera acabado con el sector".

Para este experto, esta regulación europea dota al cigarrillo electrónico de categoría propia, distinta al tabaco y al producto farmacéutico, da "solidez a medio y largo plazo" a estos dispositivos e incentiva la generación de empleo en su sector.

En este ámbito, Muñoz pone de manifiesto que el marco regulatorio facilita "inversiones en I+D+I y posibilita que "los fumadores se pasen a este alternativa menos perjudicial que el tabaco".

La nueva normativa Europea regula aspectos de composición, calidad, seguridad y pureza del producto, así como la transparencia informativa hacia el consumidor y puesta en el mercado del producto. Aunque lamenta que "estos requerimientos generen un mayor coste inmediato al sector y en algunos casos injustificadamente elevado", Muñoz destaca que "un marco regulatorio garantiza calidad en los productos y mayor seguridad en el consumidor y asegure que los productos de baja o nula calidad no permanezcan en el mercado".

Asimismo, acaba con la "fraudulenta publicidad" de ciertos productos que se anuncian irresponsablemente para dejar de fumar o con propiedades terapéuticas". Muñoz celebra que "los productos que hagan estas alegaciones no se regirán bajo los requisitos de la Directiva del Tabaco sino que deberán contar con autorización como producto farmacéutico. Y, de lo contrario, "deberán retirarse del mercado", avisa.

Para leer más