20 de junio de 2012

Los pacientes pagarán las recetas en función de su renta

Un sistema de códigos identificará el grado de pago de los usuarios

Los pacientes pagarán las recetas en función de su renta
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes aragoneses pagarán sus recetas en función de su nivel de renta, a partir del próximo 1 de julio. Siete códigos identificarán a los usuarios indicando el grado de aportación de cada paciente, que quedará reflejado en la parte superior derecha de las recetas.

Así lo ha explicado este martes el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, en una rueda de prensa.

Oliván ha indicado que "se han establecido códigos con los que de forma automática el paciente estará identificado con su aportación" y ha dicho que "es un sistema que involucra a los médicos, a los farmacéuticos, a la administración y a todos nosotros como pacientes".

Con este cambio, "el paciente no va a tener que hacer nada que no hiciera antes" ya que la única diferencia se centrará en el grado de aportación de cada uno.

Se trata de los códigos TSI 001, para usuarios exentos de aportación; el TSI 002, para aquellos con aportación reducida de un 10 por ciento; el TSI 003, para los que tengan que pagar un 40 por ciento; el TSI 004, para los usuarios con aportación de un 50 por ciento; el TSI 005, para quienes les corresponda una aportación de un 60 por ciento.

El código ATEP será para las recetas de accidentes de trabajo o enfermedad profesional y el código NOFIN, para las recetas de medicamentos y productos sanitarios no financiados. En ese último caso, Oliván ha comentado que "serán algunos medicamentos con escasos valores terapéuticos que estarán fuera del copago", como por ejemplo, los laxantes.

El importe de aquellas aportaciones que excedan de las cuantías que abarcan los códigos será reintegrado por cada Comunidad, con una periodicidad máxima semestral.

En cuanto a los pensionistas, "si consumen más de su límite de aportación, se les abonará la diferencia a través de la misma cuenta por la que se cobra la pensión", ha apuntado el consejero.

En el caso de aquellos pacientes a los que se les denomina 'polimedicados', que son los que más consumen, "se establecerá un límite máximo al mes, para que no tengan que adelantar mucho dinero", ha añadido.

Estarán exentos de aportación las personas paradas sin prestaciones o discapacitados con más del 60 por ciento de discapacidad, además de los perceptoras de rentas de integración social, pensiones no contributivas, afectados de síndrome tóxico y aquellos usuarios con tratamientos derivados de accidentes de trabajo y enfermedad profesional.

Para aplicar esta medida, se ha elaborado una Base de Datos de Asistencia Sanitaria, desarrollada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en la que aparece toda la información relativa a los datos identificativos de los asegurados y beneficiarios.

Aragón ya dispone de estos datos enviados por el Ministerio de Hacienda por lo que durante estos días se están volcando esta información a la base de datos de usuarios de la Comunidad.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, ha argumentado que "en esta base, que es nacional, aparecerán todos los usuarios con tarjeta identificados con un código en función de sus características y de su nivel de renta".

DUDAS

Oliván ha destacado que "asumimos que la implementación de estas medidas puede suponer dudas para profesionales y usuarios" y ha matizado que "aunque pueden surgir casuísticas" con estas medidas, "pido paciencia", tanto por parte de los profesionales por la de los usuarios.

Ante las posibles preguntas que puedan plantearse, "hemos creado sistemas de asesoramiento y consulta para resolver las dudas". Los profesionales de la medicina "acudirán a sus responsables y al Colegio de Médicos" y los farmacéuticos "se dirigirán al Colegio de Farmacéuticos para resolver las cuestiones lo antes posible", ha detallado el consejero.

En cuanto a los pacientes, "se establecerá un sistema de información a través del 'Salud Informa' accediendo a la página web 'www.saludinforma.es', con todas las cuestiones relativas al nuevo sistema de cobro de recetas. Otra opción es llamar al teléfono de información 902 555 321, donde los operadores facilitarán la información que el usuario necesite.

RECETAS CON DOS CÓDIGOS

Las recetas para este nuevo sistema de copago serán las mismas, pero estarán marcadas con dos códigos, el de identificación de la aportación del paciente y un código de barras para facilitar el trabajo en el momento del pago en las farmacias.

Oliván ha resaltado que "vamos a utilizar las recetas verdes y rojas hasta agotar el stock" y cuando se acaben, "las nuevas recetas serán todas blancas".

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán, ha precisado que el segundo código, el de barras, se aplicará en principio sólo en Aragón con el fin "de agilizar el proceso y saber el tipo de aportación de cada paciente en las farmacias". Este código de barras no estará listo para el 1 de julio.

Según ha mencionado Ricardo Oliván, "el objetivo fundamental de esta medida es hacer sostenible el sistema sanitario español y aragonés".

El consejero no se ha pronunciado sobre el ahorro que puede suponer la aplicación de esta medida, pero ha subrayado que "el objetivo es disuasorio, no recaudatorio".

Respecto a las críticas que ha recibido este sistema de copago en lo que respecta a la protección de datos, Oliván ha relatado que "no hay nada más protegido que la salud" y "la renta es un dato con un nivel menor que el de la salud".

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Enrique de la Figuera, ha añadido que "los Colegios tenemos que poner toda nuestra profesionalidad para ayudar a los pacientes", con este nuevo modelo de aportación, que "es muy complejo y exigirá esfuerzo y comprensión a los profesionales y a los pacientes".

RECETA ELECTRÓNICA

En lo referente a la receta electrónica --que sustituirá a las recetas blancas-- tras varias experiencias piloto en Teruel, Ayerbe y Cariñena, "se está experimentando ahora en Huesca y está previsto que llegue en septiembre a Zaragoza".

Asimismo, el consejero ha anunciado que "esperamos que a final de año el 90 por ciento del territorio aragonés esté cubierto" con la receta electrónica.