28 de abril de 2006

Los anticonceptivos hormonales masculinos son reversibles en el plazo de unos meses

Los anticonceptivos hormonales masculinos son reversibles en el plazo de unos meses

MADRID, 28 Abr. (ESTADOS UNIDOS) -

Los métodos anticonceptivos hormonales masculinos son reversibles en el plazo de unos meses, según las conclusiones de un estudio del Centro Médico de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos) que se publica en la revista 'The Lancet'.

Los expertos explican que los métodos anticonceptivos masculinos tradicionales, como los preservativos, el 'coitus interruptus' y la vasectomía, no son aceptados por muchas parejas debido a que no son suficientemente fiables o no son fácilmente reversibles.

Sin embargo, de forma similar a la supresión de la ovulación por un tratamiento hormonal en mujeres, la producción de esperma puede ser inhibida por completo por combinaciones terapéuticas de andrógenos o andrógenos-progestágeno. Con tal tratamiento hormonal, la azoospermia (la eyaculación sin esperma) o la oligozoospermia grave (menos de tres millones de espermatozoides por mililitro de semen), insuficiente para la anticoncepción, puede lograrse.

En la actualidad, un amplio estudio en fase III con un tratamiento de andrógenos y un estudio multicéntrico amplio en fase II de combinaciones de andrógeno y progestágeno se están completando en China y Europa, respectivamente.

En estos ensayos, los científicos analizaron datos de individuos participantes en 30 estudios publicados entre los años 1990 y 2005, en los que la producción de espermatozoides fue controlada cada mes hasta su recuperación. Los científicos evaluaron el tiempo que tardaba la concentración de espermatozoides en alcanzar el umbral de 20 millones por mililitro que indicaba que la producción de esperma alcanzaba niveles de fertilidad.

Los científicos estudiaron datos de unos 1.500 hombres. El tiempo medio para la recuperación de los espermatozoides a concentraciones de 20 millones por mililitro fue de entre tres y cuatro meses. Varios factores se asociaron con las mayores tasas de recuperación, entre ellos la avanzada edad, el origen asiático, la menor duración del tratamiento y las concentraciones de esperma superiores en el momento de tomar la primera medida de espermatozoides.

Peter Y Liu, autor principal del estudio, comenta: "Nuestros datos proporcionan una fuerte garantía de que la eficacia descrita previamente de los anticonceptivos masculinos hormonales se asocia con una elevada recuperación previsible a las características del semen compatibles con la fertilidad. Estos descubrimientos por ello aumentan la promesa de nuevos fármacos anticonceptivos que permitan a los hombres compartir de forma más justa la satisfacción y la carga de la planificación familiar".