19 de abril de 2006

La anorexia ya es "una epidemia", según los expertos

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de la Federación Nacional Española de Ayuda contra la Anorexia, Carmen Flores, denunció hoy que los tratamientos psicológicos contra la anorexia están "bastante mal" porque las terapias individuales son "prácticamente impensables en el Insalud". "Se debe invertir más en la anorexia porque es una epidemia y no es ninguna tontería", añadió.

En declaraciones a Europa Press, Flores comentó que "es una enfermedad bastante conocida, porque la padece tantísima gente que ya es imposible que lo ignoremos. No hay una familia que no tenga una prima, una hermana o una vecina". En referencia a las estadísticas de enfermos a nivel nacional, señaló que "las cifras están maquilladísimas, pues hay muchísimas más pacientes de las que oficialmente se reconoce".

La experta consideró que existe sensibilización social en torno a la enfermedad, "pero no la suficiente en lo relativo a los tratamientos". Según ella, se tarta de "un problema psicológico y en este punto estamos bastante mal, porque los tratamientos son largos, las terapias no son individuales y cada chica vive su problema de forma diferente. Y esto es prácticamente impensable en el Insalud".

"Se necesitan unos medios económicos muy elevados y todavía no se lo han planteado o no han podido solucionarlo", explicó, para después agregar que "se debe invertir más en estos temas porque es una epidemia y no es ninguna tontería".

DECISIÓN JUDICIAL EN BARCELONA

Por otra parte, señaló que en los casos en los que la justicia tiene que decidir el ingreso obligatorio de un enfermo sin tener en cuenta su opinión "no son comunes", pero defendió que el juez siempre debe seguir "el criterio de los profesionales, pues aunque sabe mucho de lo suyo, valorar cómo está una paciente es muy arriesgado".

De hecho, otra juez ya había denegado en primera instancia el ingreso de Rocío al considerarla "dueña de sí misma". "Ellas son inteligentes y seguramente la juez con la mejor intención se dejó llevar por lo bien que se lo explicaba la chica y no le dio la sensación de que tuviera un problema tan grave o estuviera en peligro", comentó al respecto Flores.

"Ella no quiere ingresar y hace lo posible por evitarlo, sabiendo muy bien cómo camuflar la angustia que está viviendo", agregó. Así, "no reconocer que tienen problemas, que están pachuchillas es común en la anorexia y la bulimia. La negación de sus problemas es también algo patológico", concluyó.