18 de mayo de 2006

Angola registra a diario más de 500 casos y diez fallecimientos por el cólera, según MSF

Angola registra a diario más de 500 casos y diez fallecimientos por el cólera, según MSF

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) calificó hoy de "crucial" que se incremente el suministro gratuito de agua en las áreas más afectadas por el cólera en Luanda, ya que "el desastroso estado del suministro de agua y las infraestructuras de saneamiento" en la capital y otras grandes ciudades de Angola es la principal causa de la rápida propagación de esta enfermedad. Desde el pasado 13 de febrero y hasta el 14 de mayo, el cólera ha afectado a más de 34.400 personas y causado la muerte de al menos 1.200, con una media diaria de entre 500 y 700 nuevos casos y 10 fallecimientos.

"El desastroso estado del suministro de agua y las infraestructuras de saneamiento en Luanda y otras grandes ciudades del país es la principal causa de la rápida propagación de la epidemia de cólera en Angola", advirtió MSF, que, aun admitiendo que las autoridades de Angola han tomado algunas medidas para limitar la propagación de la enfermedad, exigió "un aumento drástico" de la intervención de emergencia por parte del Gobierno de Angola y las agencias internacionales.

A juicio de MSF, "para contener la epidemia es crucial aumentar el suministro gratuito de agua en las áreas más afectadas por el cólera, particularmente los suburbios de la capital". De los más de 4,5 millones de habitantes de Luanda, dos tercios viven en los barrios más pobres, las cuales carecen de acceso a agua corriente.

La población de Luanda se ha duplicado en los últimos diez años, con la mayoría del crecimiento concentrado en barrios marginales donde las condiciones de vida son deplorables. A pesar de los impresionantes ingresos provenientes del petróleo y los diamantes, denuncia MSF, "prácticamente no ha habido inversiones en los servicios públicos desde los años setenta y únicamente una minoría privilegiada de personas residentes en Luanda tiene acceso a agua corriente".

"EL CÓLERA, EN SU ELEMENTO"

En las áreas más pobres, alrededor del 70 por ciento de la población está pagando elevados precios por el agua a proveedores privados. "El agua, uno de los bienes más básicos, se ha convertido en un negocio lucrativo y a veces complejo en Luanda, con precios que varían en función de la demanda", afirmó la organización. Aparte, el agua es transportada en camiones cisterna y vendida en cubos a las familias. Como resultado, la gente vive con cantidades insuficientes de agua.

"Esto, combinado con las pobres condiciones de saneamiento y la ausencia de un sistema de recogida de basura y aguas residuales, hace que se creen "las condiciones perfectas" para la propagación de enfermedades, señaló MSF. Como consecuencia de ello, "el cólera se extiende por los suburbios de Luanda sin control", agregó.

"Lamentablemente, el cólera está en su elemento en los barrios de chabolas de Luanda", afirmó el coordinador de la emergencia de MSF en Angola, David Noguera. "Al mismo tiempo que centramos nuestros esfuerzos en tratar a los pacientes, es necesaria una intervención masiva de emergencia para suministrar agua gratuita a las áreas más afectadas", prosiguió.

"Esto tiene que hacerse inmediatamente para prevenir que mucha más gente se infecte", ya que "si no se hace nada para mejorar el suministro de agua y las condiciones de saneamiento, esta epidemia puede continuar aumentando en los próximos meses", añadió.

10 FALLECIMIENTOS DIARIOS

El primer caso de cólera se registró el pasado mes de febrero en el barrio de chabolas de Boa Vista. Desde entonces, la epidemia se ha extendido a otras zonas del país. Actualmente ha habido casos en 11 de las 18 provincias angoleñas.

No obstante, en Luanda el golpe de la enfermedad ha sido particularmente duro: más de la mitad de las personas infectadas y aproximadamente un 20 por ciento de las muertes se han dado en la capital. "Ni un solo rincón de la vasta ciudad ha escapado de la epidemia", indicó Médicos Sin Fronteras.

Según la organización, "la epidemia está lejos de acabarse", por lo que es necesario asegurar el diagnóstico temprano y tratamiento de los pacientes y limitar la propagación de la enfermedad. "Cada día hay entre 500 y 700 nuevos casos y una media de 10 fallecimientos", añadió.

Para responder a la emergencia, MSF actualmente gestiona diez centros de tratamiento de cólera en Luanda, con una capacidad total de 700 camas. La organización también ha instalado centros de cólera en Benguela, Bengo, Malanje, Biè, Huila, Huambo, Kuanza Norte y Uige.

Hasta el momento, alrededor 400 toneladas de suministros médicos y logísticos se han enviado a Angola para responder a la epidemia. Los equipos de MSF están formados por más de 70 trabajadores internacionales y 1.000 nacionales.