4 de septiembre de 2012

Andalucía.- Salud dice que la huelga que afecta al 95% del transporte sanitario en Almería transcurre "sin incidentes"

ALMERÍA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La jornada de huelga en el transporte sanitario público de la provincia de Almería que afecta al 95 por ciento de las ambulancias y a la que están llamados 360 trabajadores está transcurriendo "sin incidentes", mientras que la cobertura a urgencias, pacientes de diálisis y oncológicos se está prestando con normalidad gracias a unos servicios mínimos que cubren el cien por ciento de estas actuaciones.

Así lo han indicado a Europa Press desde la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social que ha precisado que el acuerdo de servicios mínimos pactados está garantizando al cien por ciento tanto la cobertura de urgencias como a pacientes de diálisis y oncológicos con tratamientos programados.

El paro de 24 horas, convocado por los sindicatos CCOO y CSIF, se inició esta madrugada tras el "fracaso" en la negociación entre el comité de huelga y la empresa 'Ambulancias Quevedo', concesionaria del servicio. El calendario de movilizaciones incluye una nueva huelga de 24 horas para el jueves y no descarta convocar un paro indefinido.

CCOO y CSIF han acordado ir la huelga después de que 'Ambulancias Quevedo' haya despedido a 25 trabajadores y modificado "sustancialmente" las condiciones de trabajo de otros 33, que han pasado de tener un contrato a jornada completa a uno de media jornada.

Han advertido de que estas medidas, tomadas por la empresa "en connivencia con el SAS", repercutirán en la atención al ciudadano "ya que han supuesto el cambio desde el pasado 1 de agosto del sistema de trabajo" de los conductores de los puntos de urgencias de los centros de salud de Albanchez, Chirivel, Oria, María, Vélez Blanco, Abla, Canjáyar, Campohermoso (Nijar), Cabo de Gata, Sorbas y Tabernas, que "realizaban guardias permaneciendo de forma operativa en su punto base y ahora pasan a un sistema de guardias por localización".

En esta modalidad, según han remarcado, el conductor "tan solo está obligado" a estar localizado y disponible", en definitiva, que debe tener el teléfono activado y atenderlo cuando se le llame".

Aunque las primeras movilizaciones estaban previstas los días 21 y 23 de agosto, los trabajadores decidieron suspenderlas después de que el comité de huelga y la empresa acordaran un calendario de negociaciones. Al hilo de esto, las dos organizaciones sindicales han solicitado la intervención del SAS en la resolución del conflicto, como "corresponsable y afectado en la situación generada, laboral y de calidad y criterios de prestación del servicio".