25 de febrero de 2006

Andalucía registró en 2004 más de 15.600 interrupciones voluntarias del embarazo, casi un 10% más que en 2003

SEVILLA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma andaluza registró en 2004 --últimos datos analizados y disponibles-- un total de 15.689 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que supone un incremento en los abortos respecto al anterior año cercano al 10 por ciento (9,86%), tasa que por otra parte representa la media porcentual en el período comprendido entre 1998-2004.

Según los datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Salud, la tasa de interrupción voluntaria del embarazo en 2004 se situó en 8,70 casos por cada 1.000 mujeres en edad fértil, frente al 7,94 de 2003.

Por provincias, Almería, Málaga y Granada, con 13,61, 12,28 y 10,32 casos por cada 1.000 mujeres, respectivamente, son las que ostentan la tasa más alta, mientras que Jaén y Sevilla, con 4,87 y 6,56, respectivamente, se encuentran en el polo opuesto. Por su parte, Córdoba, Cádiz y Huelva, con 7,21, 7,27 y 8,32, respectivamente.

Por edades, las tasas más altas de IVEs se situaron en el cohorte de edad de 20 a 29 años, si bien de los datos extraídos se desprende que en más del 72 por ciento de de los casos se trataba de la primera vez que interrumpían su embarazo.

Con todo, el asesor técnico de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Andalucía Miguel Picó valoró, en declaraciones a Europa Press, que el ritmo de crecimiento de IVEs en la comunidad andaluza "se suele situar dos puntos por debajo de la tasa media nacional", toda vez que sostuvo la tasa andaluza "también es inferior al de otras comunidades como Madrid, Cataluña o Las Baleares".

En este sentido, se refirió a los últimos datos desagregados por comunidades autónomas y publicados en la web del Ministerio de Sanidad --datan de 2002--, en los que la tasa andaluza se situaba en 7,3 casos de IVEs por cada 1.000 mujeres en edad fértil, "frente a los 8,4 casos de media nacional o las tasas de Baleares, Madrid o Cataluña con 14, 12,2 y 11,4 casos por cada millar de mujeres, respectivamente".

Además, señaló que atendiendo a que anualmente se registran en Andalucía entre 90.000 y 95.000 embarazos, las 15.689 interrupciones voluntarias del embarazo de 2004 "suponen tan sólo el 17 por ciento del total de embarazos".

POTENCIAR LAS POLITICAS DE IGUALDAD DE GENERO

"Podemos advertir que de cada cien mujeres, más del 80 por ciento decide seguir adelante con su embarazo y tener el hijo", declaró este experto, quien, con todo, reconoció la necesidad de "seguir actuando en las políticas de igualdad de género, sobre todo, en el ámbito escolar, en edades comprendidas entre los 13 y 18 años y en aquellas provincias que como Almería o Málaga tienen mayores tasas de IVEs".

Según explicó, con la educación en la igualdad de género "estaremos actuando sobre posibles comportamientos machistas que en un futuro podrían darse, además de que conseguimos que la mujer no se vea presionada a roles de grupo, máxime a esas edades jóvenes en las que la sexualidad parece que sólo está centrada en el coito y no en otros parámetros como el amor en pareja".

RETRASO DE LA EDAD PARA TENER PRIMER HIJO

"En estos ámbitos para prevenir futuros embarazos no deseados ya estamos trabajando desde hace tiempo con programa como 'Forma Joven'", añadió Picó, quien no obstante reconoció que un factor "muy importante" que provoca el que una mujer se someta a una IVE "es el factor sociolaboral que provoca cada vez más que la mujer retrase la edad del nacimiento del primer hijo a partir de los 30 años".

"Este factor social es muy importante, ya que puede dar lugar a posible cambio o a que se mantenga estos porcentajes de IVEs", argumentó este experto en Salud Pública, quien declaró a Europa Press que el hecho de que el número de IVEs se incrementen año tras año también se debe "a múltiples factores, entre ellos, las condiciones socio-económicos y culturales, pero también a una mayor accesibilidad de prestación por parte de todas las CC.AA, así como un mayor conocimiento de este servicio por parte de la población".

"En los últimos 10 años --concluyó--, las IVEs en España se han duplicado y hemos pasado de los 40.000 a los 80.000 abortos, con un ritmo de crecimiento medio del 10 por ciento".