17 de enero de 2012

Andalucía.- El Hospital de Virgen del Rocío (Sevilla) consigue el certificado de gestión ambiental AENOR

Andalucía.- El Hospital de Virgen del Rocío (Sevilla) consigue el certificado de gestión ambiental AENOR
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha conseguido acreditar su gestión ambiental con el prestigioso certificado UNE-EN ISO 14001, que otorga la Agencia Española de Normalización y Certificación (AENOR), según ha informado este mates el citado hospital en una nota.

Aunque el proceso de acreditación se haya realizado en apenas seis meses, con la creación de un Comité de Gestión Ambiental que ha estado asegurando el cumplimiento de todos los estándares de este importante certificado, desde el hospital han destacado sido casi cinco años de trabajo orientado a este compromiso medioambiental del centro.

No en vano, han recordado que, por la dimensión y actividad asistencial del hospital sevillano, uno de los mayores de España, la consecución de este sello de calidad ha sido "un verdadero reto para todos los profesionales".

El proceso, no exento así de complejidad dadas las dimensiones del complejo sanitario, ha requerido un análisis singular de cada una de las actividades con impacto ambiental y la respectiva implantación de las soluciones pertinentes en cada caso.

De hecho, la certificación ha conllevado analizar "cada detalle" de la intensa actividad de un complejo hospitalario de más 401.326 metros cuadrados de superficie, en el que se registran anualmente más de 60.000 intervenciones quirúrgicas, 50.500 ingresos, 300.000 urgencias, un millón de consultas o casi 14 millones de determinaciones analíticas, entre otros datos de interés.

Así, se ha estudiado la gestión de los 4.023.958 kilos de residuos que el centro genera cada año o el consumo energético durante el mismo periodo, siendo 41.043.473 kwh de electricidad y 28.696.178 kwh de gas natural. También se han tenido en cuenta otros aspectos como la contaminación acústica o el uso del papel.

Finalmente, desde el hospital han resaltado que también ha sido necesario otras adaptaciones, entre ellas de tipo arquitectónico, técnico, de equipamiento y de protocolos.