23 de noviembre de 2012

Andalucía.-Arranca en Almería el juicio por la intoxicación de cuatro ancianos con salfumán en un geriátrico

ALMERÍA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 3 de Almería acoge este viernes la vista oral por la intoxicación en el geriátrico 'Nicolás Salmerón' de Alhama (Almería) de cuatro residentes enfermos de Alzheimer, dos de los cuales fallecieron, tras ingerir salfumán rebajado con agua.

El juicio debía haber comenzado el pasado lunes aunque el juez resolvió emplazar a las partes a un nuevo día ante la aparición inesperada de un nuevo heredero de las víctimas, según informaron fuentes judiciales. La vista oral dará comienzo a las 10,00 horas.

Por estos hechos va a ser enjuiciadas la directora del centro, M.P.M.G. y una empleada, C.A.A., quienes se enfrentan a una petición fiscal de tres años y seis meses de cárcel por la presunta comisión de dos delitos de homicidio por imprudencia y otros dos de lesiones imprudentes.

El Ministerio Público estima en su escrito de calificación provisional que tanto la responsable del centro como la trabajadora obviaron "las más elementales y mínimas normas de precaución y cuidado" con enfermos que "requieren una atención especial" al dejar "olvidada" en un aseo una botella de una marca comercial de agua mineral en cuyo interior habían "rebajado" sosa cáustica.

Según su relato, ambas, de 60 y 48 años, coincidieron en la mañana del día 14 de junio de 2007 en las labores de limpieza del cuarto de baño de una de las habitaciones de la tercera planta, destinada "a aquellos residentes con Alzheimer o demencia senil en estado avanzado". En ese momento, y debido a los problemas respiratorios que padece C.A.A., decidieron mezclar con agua el salfumán para "no usar este producto de forma directa."

La botella de agua mineral quedaba minutos después "olvidada" en el aseo al acudir las acusadas a un "aviso en otra zona de la residencia" y era usada seis días después por otra empleada del geriátrico, quien la encontró sobre una de las estanterías de aseo, "como era habitual", para dar de beber a los pacientes que, en esos momentos, estaban en la estancia.

De inmediato, según recoge el fiscal, las cuatro víctimas comenzaron a encontrarse mal, por lo que tuvieron que ser evacuados de urgencia hasta el complejo hospitalario de Torrecárdenas, en la capital almeriense, donde fallecía apenas 24 horas después de su ingreso de una mujer de 75 años identificada como M.M.L.

Otros dos residentes recibían el alta médica en la UCI y eran trasladados al hospital de Cruz Roja, en el que fallecía un mes después la segunda víctima, un hombre identificado como J.L.Q. y de 91 años.

El fiscal solicita un año y cuatro meses de prisión por cada uno de los decesos aunque rechaza calificar como homicidio imprudente del artículo 142.1 del Código Penal la muerte de un tercer afectado. Por el delito de lesiones imprudentes del artículo 152.1 del Código Penal interesa una condena individual a cinco meses de cárcel además de indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil.