9 de diciembre de 2009

Los ancianos que viven cerca de un ambulatorio van más al médico

BARCELONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ancianos que viven cerca de un centro sanitario van más al médico que los que residen lejos, según establece un estudio ganador del primer Premio Caja Madrid de Investigación Social 2009, titulado 'Las desigualdades en el acceso a los servicios sanitarios públicos por parte de colectivos socialmente desfavorecidos'.

Realizado por el investigador y profesor de la Universidad de Santiago y en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Andrés Cernadas Ramos, el trabajo señala que "se podría establecer una correlación positiva entre la distancia que han de recorrer para acudir al centro sanitario y las veces que van, de forma que los que viven más cerca van muy a menudo y los que viven más lejos acuden a la visita médica más esporádicamente".

Según Cernadas, estas personas tienen una gran dificultad de movilidad que limita su acceso a los servicios sanitarios en su ciudad.

El estudio analiza el acceso a los servicios sanitarios por parte de los mayores que viven solos, las personas sin hogar y los inmigrantes irregulares de habla no hispana en Catalunya. De hecho, señala que la mitad de los hogares unifamiliares barceloneses corresponden a personas mayores que viven solas, y que en la mayoría de los casos son mujeres que superan los 74 años de edad y tienen importantes problemas de movilidad.

Los mayores de 65 años residentes en Barcelona suponen el 20 por ciento de la población total, es decir, por cada menor de 15 años hay dos mayores de 65 en la capital catalana.