29 de enero de 2008

(Ampl.)Severo Ochoa.- Güemes insiste en que fue "acertado" destituir a Montes y niega que haya motivos para disculparse

Asegura que no le restituirá porque el motivo de su destitución no fue la sanción disciplinaria sino la falta de confianza

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, insistió hoy en que fue "acertado" destituir al doctor Montes del Hospital Severo Ochoa de Madrid ante las sospechas de que se estaban produciendo sedaciones irregulares en el servicio de Urgencias de dicho centro, y negó que haya motivos para disculparse.

Además, aseguró que no se restituirá al médico porque el motivo de su destitución no fue la sanción disciplinaria, sino la falta de confianza de la Consejería en Montes para ocupar el puesto de gerente de Urgencias. Güemes subrayó asimismo que desde que se produjo dicho cese los datos de funcionamiento del servicio muestran una "clara mejora".

A la salida de la inauguración de un simposio internacional sobre envejecimiento en la Fundación Ramón Areces, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, eludió responder a los periodistas sobre este asunto, y fue Güemes quien explicó la posición del Ejecutivo autonómico tras el fallo emitido ayer por la Audiencia Provincial de Madrid, que exime a Montes de cualquier 'mala praxis' en el ejercicio de su función.

Así, en primer lugar el consejero insistió en que el auto de la Audiencia se produce sobre "un proceso del que no ha formado parte la Consejería, que no ha sido acusación ni se ha personado".

"Del procedimiento penal sólo puedo expresar el respeto del Gobierno regional a todas las resoluciones judiciales y recordar que la Comunidad nunca ha sido parte de este proceso, que no es un fallo emitido contra la posición jurídica defendida por la Comunidad de Madrid porque nunca ha formado parte del procedimiento, y que jamás se ha producido ninguna acusación sobre los asuntos que se estaban dirimiendo en la Audiencia Provincial por parte de la Consejería ni de ninguna autoridad del Gobierno regional", explicó Güemes.

Sin embargo, la denuncia una vez se recibió la primera demanda anónima sobre la situación en el Severo Ochoa la interpuso, en marzo de 2005, la Viceconsejería de Sanidad ante el Juzgado de Instrucción de Leganés. A esto, Güemes respondió que "después de conocer una denuncia que podía ser constitutiva de hechos gravísimos, lógicamente se puso en conocimiento de la Justicia, pero a partir de ahí (la Comunidad) no ha hecho nada salvo facilitar a la Justicia toda la información que pidió".

FUE SIMANCAS

De hecho, el titular de Sanidad recordó que "la única acusación que se ha producido desde ámbitos políticos hacia el doctor Montes fue la que protagonizó el entonces candidato del PSOE (a la presidencia regional), Rafael Simancas, quien habló de 'eutanasias masivas'".

"No ha habido ninguna acusación de esta naturaleza por parte de ningún miembro del Gobierno regional y por supuesto de nadie en la Dirección de la Consejería de Sanidad", insistió el consejero, motivo por el que se pregunta "¿por qué (deberían) pedir perdón?".

Y no sólo no hay motivos para disculparse según Güemes, sino que la Consejería no repondrá a los médicos destituidos durante el escándalo en sus puestos, tal y como Esperanza Aguirre aseguró que haría cuando el caso salió a la luz.

"Los médicos, el doctor Montes, no fueron destituidos por causas disciplinarias ni por la causa penal que se estaba dirimiendo, primero en el Juzgado de Instrucción de Leganés y luego en la Audiencia Provincial de Madrid, sino por razones organizativas", matizó el consejero, puntualizando que el puesto de libre designación que ocupaba Montes requiere "no sólo una capacidad científico-técnica demostrada, que nadie ha discutido al doctor Montes, sino también habilidades gerenciales reconocidas por los responsables de gestión del Hospital y por el Servicio Madrileño de Salud".

Según él, "con los elementos de juicio que se tenían entonces del resultado de la investigación interna que organizó la Consejería de la Comisión de Expertos e incluso de los hallazgos de los peritos judiciales más adelante, apartar al doctor Montes de un cargo de confianza del Hospital y de la Consejería de Sanidad fue una decisión bien tomada".

De hecho, el doctor Montes recurrió dicha decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), cuya sala de lo contencioso-administrativo "dio la razón a la Consejería de Sanidad", recordó Güemes, quien consideró asimismo que "la perspectiva que da el paso del tiempo y los dos años que han transcurrido desde que el doctor Montes abandonó la gerencia de las Urgencias del Hospital Severo Ochoa avalan que fue una decisión correcta".

Es más, para la Consejería los datos de funcionamiento del servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa "han mejorado notablemente" desde que el doctor Montes fue apartado de su responsabilidad.

"El servicio de Urgencias ha mejorado y cabe insistir que tanto con los elementos de juicio con los que mi predecesor tomó la decisión en su momento de apartar al doctor Montes del puesto de coordinador de Urgencias y, sobre todo, con la evolución, los resultados de las Urgencias, con la mejora que se ha producido desde que el doctor Montes fue apartado de su cargo, creo que esa decisión fue una decisión bien tomada", apostilló.

Por último, Güemes se refirió al Severo Ochoa como "uno de los mejores en su categoría, no ya de la Comunidad de Madrid, sino de España" y recordó que la preocupación de la Consejería es "continuar mejorando su calidad y la de su asistencia sanitaria". "Debemos continuar por tanto trabajando para que los madrileños tengan un servicio madrileño de salud que esté a su altura. Que sea el mejor servicio sanitario de España", concluyó el consejero.