28 de julio de 2006

(Ampliación) Muere un hombre de 52 años en Granollers (Barcelona) por la ola de calor

BARCELONA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 52 años de edad murió hoy en el Hospital de Granollers (Barcelona) como consecuencia de la ola de calor, según informó hoy la Conselleria de Salud de la Generalitat.

Este es el segundo fallecimiento en Catalunya a consecuencia de las altas temperaturas que se producen en el territorio, tras la muerte de una mujer de 83 años, el pasado martes en el Hospital Clínic de Barcelona.

El hombre, vecino de Mollet del Vallès (Barcelona), fue hospitalizado el pasado día 25 de julio con un cuadro de fracaso multiorgánico. El fallecido fue víctima de la ola de calor mientras trabajaba en un horno industrial en Martorelles (Barcelona).

La Conselleria de Salud ya activó hace unos días la fase 2 de la alertan del Plan de Actuación para Prevenir los efectos de la Ola de Calor sobre la Salud (POCS), en respuesta a las previsiones meteorológicas que apuntaban a un aumento de las temperaturas por encima de los niveles de alerta --35 grados en zonas costeras y 40, en zonas interiores--.

En lo que va de verano, los centros hospitalarios de Catalunya no han observado un aumento especial de la actividad debido a los trastornos sanitarios que las altas temperaturas puedan provocar, según datos facilitados por el Departamento de Marina Geli.

Desde que empezó la ola de calor, se han detectado unos cinco o seis casos graves de insolación, que en algunos casos han requerido ingreso hospitalario. Las funerarias detectaron un ligero aumento de la mortalidad los pasados días 20, 21 y 22 de julio como consecuencia de la subida de las temperaturas en Catalunya.

La Generalitat ya ha distribuido unos 750.000 abanicos de cartón en los que especifican las principales medidas para hacer frente a la ola de calor, como beber agua con frecuencia, vestir ropa ligera, evitar salir de casa en las horas centrales del día y mojarse el cuerpo.