25 de junio de 2008

(Ampl) Cerca de 200 trabajadores intentan boicotear un acto de Güemes en el Hospital de Móstoles (Madrid)

MÓSTOLES, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 200 trabajadores del Hospital de Móstoles recibieron hoy con pitidos y gritos de 'Fuera, fuera' al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, a su llegada al centro sanitario para participar en los actos de su 25º Aniversario.

Los trabajadores portaron pancartas en defensa de la Sanidad pública y lemas como 'No a la privatización a la Sanidad'. Algunos de ellos, que se encontraban en el interior del salón de actos, salieron al hall del Hospital donde continuaron con sus protestas durante todo el desarrollo del acto.

Uno de los trabajadores del centro, el doctor Carlos Barra, aseguró a Europa Press que personal encargado de la seguridad del evento le impidió "a empujones" la entrada al Salón de Actos y anunció que iniciará "las acciones judiciales oportunas".

Por su parte, el responsable madrileño de Sanidad siguió con su acto con total normalidad y al inicio de su intervención agradeció "la hospitalidad" con que fue recibido en el municipio esta mañana. No obstante, cuando terminó su discurso, una hora después de su llegada, Güemes tuvo que abandonar el Hospital sin poder descubrir la placa conmemorativa del aniversario por las continuas protestas de los trabajadores que continuaron con los pitidos y gritos.

En esta ocasión, Güemes indicó que las protestas provienen "sólo de parte de los trabajadores, de IU, PSOE y CC.OO., que en lugar de hablar de cuestiones como la crisis económica dedican sus esfuerzos a hacer recibimientos de estas características".

Posteriormente, decenas de trabajadores se concentraron a las puertas del Hospital para seguir reclamando que se garantice la calidad asistencial y "no se privatice" la Sanidad Pública madrileña.

Precisamente, algunos empleados del centro denunciaron hoy que la gerencia del Hospital "ha limpiado los pasillos de las Urgencias que hoy no se encuentran colapsados", al contrario de los que los mismos trabajadores dicen que ocurre a diario, "con una media de unos 35 pacientes esperando en los pasillos".

De hecho, el PSOE denunció ayer que algunos pacientes tienen que, incluso, esperar a las puertas del centro sanitario por el colapso del área de Urgencias. Sin embargo, la Gerencia puntualizó que en ningún caso ningún paciente ha sido atendido fuera del centro.