17 de enero de 2012

Unos 200 delegados sindicales ocupan Consejería valenciana de Sanidad en protesta contra los recortes

Advierten de que 40.000 personas pasarán a engrosar las listas de espera de las intervenciones quirúrgicas en 2012

Unos 200 delegados sindicales ocupan Consejería valenciana de Sanidad en protesta contra los recortes
EUROPA PRESS

VALENCIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unos 200 delegados de las organizaciones sindicales CEMSATSE, UGT, CCOO, CSIF, USAE e Intersindical han ocupado este martes la sede de la Consejería de Sanidad para exigir que se convoque la Mesa Sectorial de negociación, ante las medidas de "recorte" que ya está aplicando el Gobierno valenciano en la sanidad pública y le nuevo paquete de cerca de 300 medidas que prepara con el objeto de reducir el gasto sanitario en 550 millones de euros, algo que, según han advertido, llevará a 40.000 personas a engrosar las listas de espera para intervenciones quirúrgicas a lo largo de 2012.

Los delegados sindicales han aprovechado la reunión que esta misma mañana se llevaba a cabo entre el consejero de Sanidad, Luis Rosado, y los gerentes de los departamentos de salud para concretar un nuevo paquete de medias de ajuste en la sanidad pública para llevar a cabo su protesta. Así poco antes de las 11.00 horas han entrado a Consejería y han recorrido el edifico ataviados con silbatos, bocinas, banderas sindicales y pancartas, entre las que se podía leer 'los valencianos no queremos pagar tus despilfarros. Vela dimisión!'

Asimismo, han vuelto a registrar una petición para que se convoque la Mesa de Negociación y se trate con los sindicatos estas nuevas medias, unas 270 calculan, que según denuncian llevarán a un "grave deterioro" de la calidad asistencial. Entre otras cosas, han dicho, "si ya hay 40.000 pacientes en lista de espera, ahora habrá que sumar 40.000 más". Pero no solo eso, "ya han tocado el bolsillo del personal sanitario, hay recortes destinados al gasto corriente en proveedores y suministros, ahora solo queda recortar servicios".

Esto "ya ha empezado, con la reducción de personal de guardia en los centros de salud, con la reducción de puntos de guardia y ahora, su "temor" es que este tipo de medidas vayan a más, ya que aseguran que Sanidad "tiene en mente concentrar las urgencias de algunas especialidades en algunos hospitales", de modo que no todos los hospitales van a tener urgencias de todos los especialistas. Los concentrarán en áreas metropolitanas, han avanzado.

En este sentido, desde CCOO, Arturo León, ha advertido que estas medidas, además de ser especialmente "lesivas" para el personal sanitario supondrán un grave "deterioro" del sistema público repercutiendo tanto en la calidad como en la cantidad de las prestaciones.

Como ejemplo, ha precisado que la intención de Rosado, cuyo talante ha calificado de "antidemocrático" por no acceder a convocar la Mesa Sectorial, pese a las peticiones por escrito de todos los sindicatos, es "cargarse el Plan de Choque de reducción de listas de espera de clínicas privadas" y pese a que se comprometió a "amortiguar" los efectos con una ampliación del plan de reducción de listas de espera en los hospitales públicos, "no es cierto" ya que según sus documentos, "se va a cargar también el autoconcierto que es el plan de choque del sector público", ha alertado.

Asimismo, ha criticado que si el Decreto Ley aprobado recientemente por el Consell ya preveía una reducción del gasto sanitario por importe de 440 millones de euros, las medidas adicionales que está elaborando incrementa este recorte hasta los 550 millones.

Por ello, León ha instado al consejero a "dejar de esconderse" y "convocar a los verdaderos interlocutores sociales", los sindicatos representantes de los trabajadores que los han votado para que defiendan sus intereses.

Por su parte, Luis Lozano ha incidido en que, desde UGT "no podemos consentir" esta situación que, según augura, "va a deteriorar enormemente" la sanidad pública valenciana para que "finalmente, el Consell, abaratando costes pueda privatizar más fácilmente la sanidad pública".

"ATRACO A MANO ARMADA"

Desde Intersindical valenciana, Rafa Reig ha exigido a Rosado que "haga el favor de convocar de Mesa Sectorial para informar de los recortes previstos" y retire los recortes retributivos del personal sanitario, a su juicio, "un atraco a mano armada injustificable, sobre todo cuando los que han llevado a esta situación aún nadie ha presentado su dimisión y ya toca", ha remarcado.

Reig, que ha advertido sobre la previsión de "concentrar las urgencias de algunas especialidades en algunos hospitales" ha mostrado también su preocupación por la posibilidad de que se produzca un "cierre de servicios que puede afectar a laboratorios, pruebas diagnósticas, a puntos de atención continuada, puntos de guardia y a consultorios de ámbito rural".

Sobre estos últimos, ha apuntado que aunque no son rentables, no pueden serlo nunca y "si lo que se pretende es acercar el servicio sanitario a la población no se pueden concentrar servicios porque todos tienen el mismo derecho, los que viven en zonas urbanas y los que viven en zonas rurales".

También deste CEMSATSE, Javier Aznar Franco ha mostrado su rechazo al nuevo paquete de medidas, preparadas sin hablar con los sindicatos, y entre las que según ha apuntado, se baraja "la privatización de cerca de 30 centros de salud" ha censurado.

Así, el representante de CSIF, Rafael Cantó, que ha censurado el "talante poco dialogante" del consejero por elaborar estos ajustes sin escuchar a los sindicatos, ha adelantado ha adelantado que la ocupación de hoy no será la única acción que llevarán a cabo y el próximo jueves marcharán a la Consejería de Hacienda.