13 de febrero de 2014

La Comunidad sustituye a varios altos cargos de la Consejería de Sanidad de la época de Lasquetty

Victoria asegura que no tiene que ver con la paralización del proceso de externalización sanitaria

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido este jueves sustituir a varios altos cargos de la Consejería de Sanidad en época del consejero Javier Fernández-Lasquetty, que dejó su cargo hace dos semanas tras la decisión de los tribunales de mantener la paralización cautelar del proceso de externalización sanitaria.

Entre los destituidos se encuentra el director general de Hospitales, Antonio Burgueño, que también ostentaba este cargo en la época en que Juan José Güemes era el titular de la cartera de Sanidad madrileña y se inauguraron los 'nuevos' hospitales de gestión mixta.

Ahora pasará a ocupar ese cargo Mariano Alcaraz, que hasta ahora era director médico del Puerta de Hierro. También ha sido director médico y gerente del Hospital de la Cruz Roja, coordinador de Urgencias de Hospital de Getafe y director asistencial del Gregorio Marañón

Asimismo, Javier Maldonado ha sido nombrado viceconsejero de Asistencia Sanitaria en sustitución de Patricia Flores. Hasta ahora Maldonado era gerente del Ramón y Cajal y antes había sido director médico del Hospital de La Paz.

Por su parte, Manuel Molina pasa a ser director general de Ordenación e Inspección y Paloma Martín , directora general de investigación, formación e infraestructuras sanitarias.

"Es lógico que el nuevo consejero haga un planteamiento de su equipo", ha destacado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Victoria ha señalado también que el nuevo viceconsejero y el director general de hospitales son médicos y ha considerado que los cambios entran dentro de "un relevo lógico y normal" cuando llega un nuevo consejero de Sanidad. "Se trata de un relevo lógico y normal", ha remarcado Victoria, quien ha aseverado que "nada tiene que ver" este relevo con el proceso de externalización, que ya se anunció que quedaba sin efecto.