4 de abril de 2014

Cantabria plantea un Plan de Salud 2014-2019 que "marca el camino" de la futura prestación sanitaria

Busca "fortalecer" el Sistema Público de Salud de Cantabria y lograr la "máxima eficiencia y calidad", según Sáenz de Buruaga

Cantabria plantea un Plan de Salud 2014-2019 que "marca el camino" de la futura prestación sanitaria
GOBIERNO DE CANTABRIA

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha presentado este viernes un Plan de Salud para el periodo 2014-2019 que "marca el camino" de la futura prestación sanitaria y en el que se fijan 382 objetivos, entre ellos la reducción de la mortalidad en las enfermedades coronarias, el número de ictus recurrentes y la prevalencia de la hipertensión y "revertir" la incidencia de la diabetes.

Este Plan ha sido presentado en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria (UC) por, entre otros, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego; la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, y el gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Carlos León, quienes han destacado la importancia del documento.

Según Sáenz de Buruaga, se trata del "documento estratégico más importante" de la Consejería con el que se pretende "consolidar y fortalecer" el Sistema Público de Salud; dotarle de la "máxima eficiencia y calidad" y tratar de adaptar a las "nuevas necesidades" y a la "realidad científica y tecnológica" a la sanidad cántabra.

Diego ha opinado que es un documento de planificación de "enorme trascendencia" que establece "pautas" y "marca el camino" de la futura prestación sanitaria y se ha mostrado "convencido" de que su aplicación "va a mejorar" la salud de Cantabria y la calidad de vida de sus ciudadanos.

Ha explicado que la elaboración del Plan se ha tenido que compaginar con la acción del Gobierno para hacer frente a las "necesidades imperiosamente urgentes" en materia sanitaria, y en otros ámbitos, que el PP se encontró al llegar al Ejecutivo de una región "en quiebra".

OCHO LÍNEAS ESTRATÉGICAS

Los objetivos del Plan se han articulado en torno a ocho líneas estratégicas, seis de ellas coincidentes con distintos tipos de enfermedades: las cardiocerebrovasculares; las oncológicas; las neurodegenerativas; las transmisibles; las crónicas y de atención sociosanitaria, y las relacionadas con la salud mental.

Concretamente, en el Plan se establece como objetivo la reducción de un 10% la tasa bruta de mortalidad por enfermedad coronaria aguda y un 2% anual la prevalencia de hispertensión arterial; la disminución de un 7% de los ictus recurrentes y la "reversión" de la incidencia de la diabetes, entre otros.

ACCIONES

En relación a estos ejes, el Plan prevé, entre otros aspectos, la puesta en marcha de un Programa Regional de Asesoramiento en Cáncer Hereditario; potenciar las Unidades Multidisplinares Oncológicas (antiguos Comités de Tumores) para los tratamientos combinados; la revisión del Plan de Cuidados Paliativos y la extensión a los pacientes pediátricos, o la creación de un Registro de Enfermedades Raras.

Además, incluye la implementación de un Plan de Atención Integral a las Cefaleas Crónicas; acciones para mejorar la esperanza de vida y la calidad de vida de los pacientes con diabetes y reducir su mortalidad, y la confección de un Manual de Atención Integral de la Enfermada Renal Crónica y su integración en la cartera de servicios del Servicio Cántabro de Salud.

En materia de salud mental, se quiere potenciar la atención de a los trastornos graves en la etapa infanto-juvenil para lo que se prevé crear una red completa de recursos asistenciales específicos para este grupo de edad.

En el Plan se establece la intención de crear una unidad de hospital a tiempo completo y otra parcial en Valdecilla o de otra nueva unidad de salud mental infanto-juvenil en la zona oriental de Cantabria.

Además, se fija que en 6 meses desde la aprobación del Plan de Salud presentado este viernes se elabore uno específico de Atención a la Salud Mental.

Por otra parte, en el Plan se señala que, dentro del ámbito de enfermedades transmisibles, se quiere dar un "impulso" al Plan regional de Sida; crear un registro de vacunas de enfermedades inmunoprevenibles, y mejorar un 5% anual de la tasa cobertura de la gripe.

A las líneas estratégicas dedicadas a los distintos tipos de enfermedades, se suma otra que hace referencia a los determinantes de salud, como las conductas de riesgo relacionadas con el tabaco, el alcohol y las drogas; los hábitos de salud, como el exceso de peso y el sedentarismo. Además, se hace alusión a los accidentes, la violencia de género o la salud ambiental.

Dentro de él, se plasma la intención de elaborar y aprobar una nueva Estrategia sobre Drogas antes de finales de 2014 y un Plan de Prevención y Control del Tabaquismo 2017-2021 para 2017.

Además, el Plan se marca como objetivo la reducción de la prevalencia del sobrepeso por debajo del 35% y de la obesidad por debajo del 10% y el desarrollo de una Plan de Alimentación Saludable y Actividad Física en la Adolescencia.

Los ocho ejes del Plan se completan con el que hace referencia a la organización y funcionamiento sanitario, dentro de la que se establece la intención de crear una Comisión Regional de Salud y de implementar un modelo de Gestión Clínica y el desarrollo de la cartera de Servicios.

En todas las líneas estratégicas, se aboga, de forma genérica, por la prevención, los hábitos de vida saludables o la creación de planes específicos. El cumplimiento de los objetivos y actuaciones propuestas en el Plan se evaluará de forma periódica, previsiblemente anual.

UN "PLAN DE TODOS"

En la elaboración del Plan han participado más de 200 profesionales de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y el SCS, que han realizado un análisis objetivo del estado de salud de la población y del sistema sanitario.

A éste, se suma el análisis subjetivo realizado por un grupo de expertos de instituciones vinculadas a las políticas sanitarias, agentes sociales o la Universidad de Cantabria.

La consejera ha agradecido el trabajo de los 200 profesionales que han colaborado en la elaboración de este documento, en el que se ha logrado, a su juicio, "el máximo consenso profesional y social", haciendo un Plan "más fuerte y un Plan de todos".

UN IMPACTO ECONÓMICO DE 15,8 MILLONES

Según la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, el Plan de Salud tendrá un impacto económico de 15,8 millones de euros a lo largo de sus seis años de vigencia.

Sin embargo, el Ejecutivo regional ha insistido en que se habla de impacto presupuestario y no de coste económico. Así, señala que prácticamente la totalidad de los objetivos y metas que se han marcado en el documento tienen un coste económico pero subraya que su impacto puede ser "distinto" o "nulo" si los costes están ya incluidos en el presupuesto de la Organización.

LA SALUD EN CANTABRIA

El Plan incluye un retrato de la situación de la salud de Cantabria, en el que se advierte de la existencia en la región de una población envejecida; con un "exceso de sedentarismo" y "altos índices de exceso de peso" por determinados hábitos alimenticios, un problema "cada vez más preocupante" en la población infantil.

Se apunta a una reducción del consumo del alcohol desde 1997 y de una caída de un 7,5% de la población fumadora desde la década de los 80 del pasado siglo; aunque se advierte de que el consumo de tabaco entre los 15 y los 65 años es mayor en Cantabria que en España.

Según el este retrato, más de la mitad de la población cántabra tiene alguna enfermedad o problema de salud crónico y las principales causas de muerte en Cantabria son el cáncer de pulmón y otros órganos respiratorios; la enfermedad cerebrovascular y la isquémica del corazón.

El documento también muestra una elevada utilización de servicios sanitarios y sociosanitarios por parte de los ciudadanos.

Actualmente, el sector público concentra el 66,6% de todas las camas hospitalarias de la región y hay 42 centros de salud y 105 consultorios rurales en funcionamiento. En el SCS cuenta con una plantilla orgánica estable de más de 7.700 trabajadores.