23 de noviembre de 2012

Un alto porcentaje de adultos celíacos desconoce que padece la enfermedad

VALENCIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La doctora María Esteve, considerada una autoridad nacional en celiaquía, ha destacado que un alto porcentaje de adultos celíacos desconoce que padece la enfermad, que en niños se identifica "con más facilidad porque los síntomas sueles ser más graves y, por tanto, más evidentes". Esteve ofrecerá este sábado una conferencia magistral para clausurar el XXVI Congreso de la Sociedad Valenciana de Patología Digestiva, organizado por la entidad en colaboración con el Hospital de Manises, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Esteve abordará el desarrollo de esta patología en adultos, sobre todo, atendiendo a las dificultades de diagnóstico, ya que un porcentaje importante de pacientes no está bien identificado. "En los niños se diagnostica con más facilidad porque los síntomas suelen ser más graves y por tanto más evidentes", destaca la experta, quien apunta que, en los adultos, la manifestación es más atenuada lo que dificulta el diagnóstico y suele confundirse con problemas digestivos inespecíficos como el síndrome de intestino irritable.

Por este motivo, durante años se consideró una enfermedad exclusivamente pediátrica. "Actualmente se sabe que puede activarse en cualquier edad de la vida, incluso durante la vejez, ya que se trata de una reacción del sistema inmune aunque todavía no sabemos las causas que motivan esta reacción", explica la doctora Esteve.

La incidencia de la enfermedad está aumentando, según la experta, en parte porque "se diagnostica más y mejor, no sólo los casos graves, sino también los leves". En la actualidad, afecta a uno de cada 200 individuos de la población general. En el caso de los niños esta relación se reduce a uno de cada 80. La enfermedad celiaca se diagnostica mediante análisis serológicos, estudios genéticos de predisposición y mediante el análisis histológico de la biopsia duodenal.

La doctora también explicará durante su intervención la puerta abierta a nuevos tratamientos. "El único tratamiento de la celiaquía en la actualidad sigue siendo la dieta sin gluten para toda la vida. No obstante, aunque es un objetivo difícil, porque debemos acercarnos al 100 por ciento de eficacia con 0 por ciento de efectos secundarios, se están investigando nuevos fármacos que podrían modificar la respuesta inmunológica del organismo", ha destacado.

IMPACTO DEL ESTREÑIMENTO

En las ponencias que se han desarrollado este viernes durante el Congreso también se ha realizado un simposio especial sobre motilidad digestiva, donde se ha analizado el impacto socio-económico del estreñimiento, una patología muy prevalente en la población valenciana que cada año es la responsable de la realización de numerosas pruebas diagnósticas.

"El estreñimiento funcional es una enfermedad benigna, el problema es que ocasiona muchas consultas al especialista y la realización de pruebas secundarias como colonoscopias y análisis para descartar procesos graves", ha explicado el doctor Miguel Mínguez, Jefe de Sección del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital Clínico de Valencia y coordinador del simposio.

El estreñimiento afecta al 20 por ciento de la población, en su mayoría mujeres, y perturba la calidad de vida del que lo padece. "Es causa frecuente de baja laboral e impide al enfermo el desempeño normal de su día a día", ha afirmado el doctor Mínguez. Los hábitos dietéticos, una vida sedentaria y la baja ingesta de fibra y agua están detrás de su aparición. "La mayoría de los casos se pueden corregir con dieta y la práctica habitual de ejercicio", destaca el experto.

Los ponentes también han clasificado los diferentes tipos de estreñimiento y se ha presentado un novedoso fármaco para su tratamiento, el primero que no es un laxante ya que "promueve el movimiento del colon", ha resaltado el doctor Mínguez. Los expertos consideran que puede ser una oportunidad de tratamiento y destacan, que, en la actualidad, los enfermos sólo disponen de laxantes de libre disposición (no financiados) y que, en su mayoría se 'automedican'.