15 de agosto de 2007

Un alto consumo de carnes, grasa, cereales refinados y postres aumenta el riesgo de recurrencia del cáncer de colon

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes tratados de cáncer de colon que siguen una dieta alta en consumo de carne, cereales refinados, grasa y postres tienen un mayor riesgo de recurrencia de la enfermedad y mortalidad en comparación con pacientes cuyas dietas son altas en frutas y vegetales, aves de corral y pescado, según un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

En el estudio participaron un grupo de 1.009 pacientes con cáncer de colon en fase III, en los que el tumor está presente en el colon y en los nódulos linfáticos, que participaban en un ensayo clínico de quimioterapia posterior a la operación junto con otro tratamiento. Los pacientes informaban sobre su dieta a través de un cuestionario de frecuencia alimentaria seis meses después de la quimioterapia suplementaria. Los investigadores identificaron dos patrones dietéticos, uno moderado y otro occidental. El patrón moderado se caracterizaba por un consumo elevado de frutas y vegetales, aves y pescado, mientras que en el occidental abundaban la carne, la grasa, los cereales refinados y los postres.

Los pacientes fueron seguidos en relación a la posible recurrencia de la enfermedad o la mortalidad. Durante un seguimiento medio de 5,3 años, 324 pacientes sufrieron una recaída en el cáncer, 223 murieron debido a ella y 28 lo hicieron sin que se registrar la recurrencia.

Los investigadores descubrieron que un consumo elevado del patrón dietético occidental después del diagnóstico del cáncer estaba asociado con un aumento significativo en el riesgo de recurrencia o mortalidad.

Los resultados mostraron que en comparación con los pacientes que se encontraban entre el 20 por ciento de quienes consumían una dieta occidental más suave, aquellos del 20 por ciento que seguían la dieta occidental más fuerte experimentaban un riesgo 3,3 veces mayor de recurrencia del cáncer o mortalidad y eran 2,9 veces más propensos a la recurrencia de la enfermedad en comparación con los primeros.

A medida que la tendencia al patrón de alimentación occidental crecía también lo hacía el riesgo global de mortalidad. Sin embargo, el patrón de dieta moderado no se asoció con recurrencia del cáncer o mortalidad.

Estudios anteriores han mostrado que los pacientes que reciben quimioterapia complementaria tras la extirpación de un cáncer de colon en fase III tienen una mayor supervivencia de vida sin recurrencia de la enfermedad. Este es el primer estudio que analiza la influencia de la dieta en este tipo de pacientes y según los investigadores, los datos sugieren que una dieta caracterizada por consumos elevados de carnes rojas y procesadas, dulces y postres, patatas fritas y cereales refinados aumenta el riesgo de recurrencia del cáncer y disminuye la supervivencia.