18 de febrero de 2015

Alonso espera poder "dar una solución razonable" a los pacientes afectados por la hepatitis C

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha destacado la importancia de la aparición de nuevos tratamientos que curan la hepatitis C, y ha mostrado su confianza en poder "dar una solución razonable" a todos los afectados que "tienen derecho a una esperanza".

"Los pacientes tienen tiene derecho a una esperanza, y a que esa esperanza se materialice lo antes posible. Esta es la obligación del ministerio y nuestro trabajo, creo que les podremos dar una solución razonable y hacer que esa esperanza de nuevos tratamientos les llegue a todos", ha señalado en una entrevista a la COPE recogida por Europa Press.

El ministro que ha reconocido la eficacia del nuevo arsenal de medicamentos, ha destacado el trabajo que ya se estaba realizando en España antes de su llegada - hasta 149 millones se invirtieron en 2014 en anteriores tratamientos- y la gran inversión que el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha realizado para poder dar a los pacientes los tratamientos más novedosos.

"Lo importante es que sigamos avanzando", ha afirmado, recordando que hasta ahora no se conocía el número de diagnosticados en España, ni el tipo de virus, ni la fase de la enfermedad. Esto se esta solucionado gracias a la labor que está realizando el hepatólogo Joan Rodés, quien se está encargando a petición del Ministerio de Sanidad de coordinar la estrategia nacional para el abordaje de la hepatitis C.

Actualmente, el borrador del Plan Estratégico Nacional ya esta en consultas con sociedades científicas, comunidades autónomas y pacientes y, tiene la esperanza, de que se pueda presentar en los próximos días. Además, afirma que se está "avanzando" en las negociaciones para tratar de llegar a un precio adecuado en los nuevos tratamientos, y "garantizar que el SNS es capaz de dar los nuevos tratamientos con un precio adecuado a la capacidad del sistema".

"Este año vamos a dar el paso decisivos y esto abre una puerta para ir erradicando la enfermedad y eso es extraordinario (...), quiero ver esto no como un problema sino como una oportunidad y demostrar que tenemos un SNS que es capaz de afrontar el reto y dar una respuesta", ha advertido.

Asimismo, ha restado importancia a la querella de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC), ya que solo es una parte de los pacientes.

MUFACE

Por otro lado, el ministro se ha mostrado comprensivo con las denuncias de sindicatos de funcionarios, policías, guardias civiles y militares, quienes han presentado una queja formal ante el Gobierno y el Defensor del Pueblo por los recortes en la atención sanitaria que reciben a través de sus mutuas, Muface e Isfas, que están sufriendo desde enero.

Según ha señalado, este tema lo ha tratado ya con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien "ha asumido el compromiso de que las personas que ya están recibiendo tratamientos de enfermedades especialmente graves puedan continuar siendo tratados por los médicos que les trataban hasta ahora".

Asimismo, ha destacado la gran calidad del SNS y de sus profesionales, negando que ningún recorte haya afectado a la asistencia que se presta ni en Urgencias ni en ningún otro servicio sanitario.

"Los retos de la sanidad pública en el futuro, que son los de la protección de la salud de los españoles y que tienen que estar más centrados en el paciente, que pasa por reforzar la Atención Primaria, pero sobre todo por su reformar y comprender que el paciente en España ha ido cambiando: hay más personas de edad y hay más enfermos crónicos, y eso requiere fortalecer el trabajo de los médicos de familia", ha concluido.