10 de agosto de 2016

Alertan de la escasa preocupación de cuidar la vista al volante

Alertan de la escasa preocupación de cuidar la vista al volante
VISIÓN Y VIDA

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Visión y Vida ultima ha alertado de la escasa preocupación, tanto del ciudadano como de las autoridades, respecto al cuidado de la visión al volante ya que los requisitos del examen psicotécnico para la obtención y renovación del carnet "suelen ser muy laxos".

Desde la asociación, han indicado que existen grandes diferencias entre lo que impone la ley y lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) indica en su guía. "Para nosotros, los especialistas de la visión, ni el ciudadano conoce los requisitos que debe cumplir para ser responsable de su conducción, ni las pruebas necesarias para la obtención y renovación son suficientemente exigentes".

Por ello, están llevando a cabo la segunda edición del estudio 'El estado de la visión de los conductores en España', cuya primera edición en 2011 indicó que el 25 por ciento de los conductores, cerca de seis millones, se sentaban al volante con problemas de visión no corregidos.

El presidente de la asociación, Salvador Ansina, ha hecho hincapié en que "cualquier persona sometida a una cirugía para corregir problemas de miopía, hipermetropía o astigmatismo, cuenta con un periodo de un mes de pérdida de carnet tras el cual, y con el informe positivo del especialista, se recupera la licencia por un periodo anual, tras el que deberán volverse a someter a revisión".

En este sentido, para los profesionales de la visión es "imprescindible" este requisito porque tras una operación existen consecuencias que generan dificultades para conducir como el ojo seco, la pérdida de calidad visual o las distorsiones visuales.

BUENA AGUDEZA VISUAL

Asimismo, en otros aspectos generales relativos a la capacidad visual, como la agudeza o el campo visual, el presidente ha recordado que "para obtener la habilitación de conducir es necesario poseer, al menos, 0,5 de agudeza visual binocular con o sin corrección y con el ojo de menor visión llegar al 0,1".

Respecto al campo visual o a la sensibilidad al contraste, la ley no impone unos límites definidos aptos para la conducción y "deja en mano del examinador la imposición de su propio criterio".

Por esta razón, Visión y Vida desea finalizar el estudio con vistas a iniciar un nuevo trabajo con las autoridades y con los conductores para que participen de la norma y de sus necesidades porque "al volante, nuestra vista es nuestra vida y la de los nuestros y hay que ser conscientes de las limitaciones y obligaciones".

La asociación ya ha realizado diversas campañas de sensibilización con la DGT, con el Servicio Catalán de Tránsito y con autoescuelas o centros de formación. Actualmente, diseña una nueva campaña para ayudar a reducir la siniestralidad en carretera.